La ministra de Defensa resalta ante las soldados la admiración y orgullo de los españoles por su trabajo en el exterior

Viaja a Afganistán 5 días después de tomar posesión del cargo, acompañada por Leire Pajín

La ministra de Defensa, Carme Chacón, destacó este sábado durante su visita a las tropas españolas en Afganistán el "respeto, admiración e inmenso orgullo" de los españoles por el trabajo de los militares en el exterior, "al servicio de España, la paz la libertad y la ley". Así lo puso de manifiesto la primera ministra de Defensa de la historia de España en la base española de Herat, que cinco días después de tomar posesión del cargo ha llegado a Afganistán embarazada de poco más de siete meses.

Tanto en sus palabras a los soldados como en su mensaje escrito en el libro de honor, Chacón ha destacado que los españoles sienten orgullo por la noble tarea que desempeñan los militares en misiones internacionales.

La ministra también trasladó a los soldados el abrazo y saludo del Rey y del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, así como todo el afecto de la sociedad española. En este sentido, Chacón se comprometió, durante su mandato al frente de Defensa, a que todos los españoles conozcan el "magnífico" trabajo desarrollado en el exterior y la "calidad humana" de los miembros de las Fuerzas Armadas.

Tuvo un especial recuerdo para los militares fallecidos en misiones internacionales de paz y en este sentido citó al escritor Javier Cercas al señalar que una persona sigue viva mientras permanezca en el recuerdo.

La titular de Defensa puso especial énfasis en el reconocimiento de la "noblísima tarea, nada sencilla y lejos de las familias, que realizan los soldados, que "siembran el bienestar y la paz a miles de kilómetros" de sus hogares.

Aprovechó su visita para hablar con las 25 mujeres destacadas en esta base y recorrer las principales unidades, entre ellas las de los aviones espía (UAV) y el hospital Role 2. Uno de los actos más emotivos fue el homenaje a los 22 militares fallecidos en Afganistán, en el que la ministra Chacón colocó una corona de laurel ante el monumento que lleva inscritos sus nombres.

En las seis horas que ha permanecido en la base no faltó la foto de familia con medio centenar de militares y el almuerzo compartido con los uniformados. La ministra, que ha viajado con un equipo médico integrado por pediatra, ginecólogo y anestesista, estuvo acompañada por el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Félix Sanz, y el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, quien también se estrena en el cargo.

También formaban parte de la delegación española la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, el embajador de España en Afganistan, José Turpin, y altos cargos de Defensa y del ámbito militar. En Herat, España lidera la Base de Apoyo Avanzado (FSB) y en Qala i Naw una Unidad de Reconstrucción Provincial (PRT), con un total de 778 militares implicados en la misión ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad de Naciones Unidas).