La Vicepresidenta ni rectifica ni se disculpa por criminalizar a los parados

"Criminaliza a los parados mientras garantiza la impunidad de los evasores fiscales", denuncia la portavoz socialista, Soraya Rodríguez_x000D_ _x000D_ _x000D_

La Vicepresidenta del Gobierno ni rectifica, ni se disculpa, como le ha exigido hoy en la Sesión de Control la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Soraya Rodríguez, al pedirla explicaciones por acusar falsamente a medio millón de parados de cometer fraude en la percepción de prestaciones por desempleo.

“5.833 parados que cobran desempleo han sido detectados por fraude, por cobrar la prestación y por tener un trabajo, no medio millón como dijo usted, usted mintió, no son el 20% de los desempleados”, explicó Soraya Rodríguez. “Le exijo una rectificación y una disculpa”, comenzó su intervención la portavoz socialista, al asegurar que el pasado viernes en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros la Vicepresidenta “utilizó datos falsos para poner junto a la palabra desempleado la palabra defraudador, para criminalizarles”.

“No es la primera vez que lo hacen”, recordó la portavoz socialista, “En la pasada reforma del Código Penal del 2012 ya convirtieron en delito las infracciones administrativas del cobro de la prestación por desempleo a partir de un euro, en la misma lamentable reforma en la que garantizaban la impunidad de los evasores fiscales”.

“No me puedo creer que usted acuse a los desempleados de trabajar en B precisamente usted, cuando tiene algunas explicaciones pendientes en esta Cámara”, señaló, para preguntar a la Vicepresidenta si puede explicar “con la misma rotundidad y tono de superioridad moral con el que acusa falsamente al 20% de los parados”, si ella misma o alguno de sus compañeros “han estado cobrando su salario de parlamentario y otro del partido, durante cuánto tiempo, en qué cuantía y si todas han sido debidamente declaradas desde el punto de vista fiscal, de compatibilidad parlamentaria y de obligaciones con la Seguridad Social”.

“Con su gobierno se han destruido un millón de empleos”, lamentó la portavoz socialista, y “han reducido las prestaciones por desempleo: han endurecido los requisitos para acceder a las mismas, para seguirlas cobrando, han bajado la tasa de cobertura por desempleo de este país al 62%”, sentenció.