Leire Iglesias: "Es una ley anti-inquilinos que no fomenta el alquiler y beneficia a los de siempre"

La portavoz de Vivienda resalta que las enmiendas socialistas apuestan por "restaurar el equilibrio en los contratos de alquiler entre el arrendador y el arrendatario, y demandan medidas de impulso a la vivienda en alquiler, especialmente para los que hayan perdido su casa por una situación de insolvencia sobrevenida"

La portavoz socialista de Vivienda, Leire Iglesias, ha asegurado hoy que el Proyecto de Ley de de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas, “desequilibrará el mercado del alquiler y solo favorecerá a los propietarios, en detrimento de los inquilinos que son la parte más débil de la cadena”.

En este sentido, la portavoz socialista ha remarcado que “la normativa del Gobierno sobre el alquiler parece más bien una ley anti-inquilinos” y ha criticado que se centra en la oferta en vez de estimular la demanda.

La responsable de Vivienda ha señalado en que el PSOE ha presentado 38 enmiendas encaminadas por un lado, a “restaurar el equilibrio en los contratos de alquiler entre arrendador y arrendatario, roto con este proyecto de ley”. Enmiendas, referidas en su mayoría a Ley de Arrendamientos Urbanos.

“Lo que el Gobierno llama flexibilización y fomento del alquiler es en realidad un nuevo recorte de derechos a los más vulnerables y un negocio para las empresas con más privilegios”, apunta Leire Iglesias. Razón, por la que la esencia de las enmiendas socialistas “se basa en evitar que se establezcan regímenes más beneficiosos para las empresas”, tales como los referidos a las Socimis, “a las que se les conceden unos grandes beneficios fiscales a cambio de nada”.

Fomento del alquiler por insolvencia sobrevenida

Otra de las enmiendas socialistas apuesta por la aprobación de medidas de impulso a la vivienda en alquiler en el próximo Plan Estatal de Vivienda 2013-2015, para que figuren entre sus ejes básicos “los programas de impulso y fomento del alquiler, singularmente los destinados a ayudar a los inquilinos con menores ingresos familiares y a aquellos que hayan perdido su vivienda como consecuencia de una situación de insolvencia sobrevenida”. También se impulsará la incorporación al mercado de vivienda en régimen de alquiler la procedente del stock de vivienda nueva sin vender, de la rehabilitación de inmuebles desocupados o de la vivienda desocupada.

Por último, Iglesias ha señalado que el registro de morosos que pretende crear el PP, a través de una enmienda a esta norma, “impedirá a las personas desahuciadas volver a tener una casa y las condenará a la indigencia”.