Leire Pajín: "El PP genera incertidumbre, alarma y mayor sensación de inestabilidad"

La cumbre del G-20 servirá para alcanzar “acuerdos operativos” y “una hoja de ruta compartida” para superar la crisis

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, acusó esta tarde al Partido Popular de contribuir a “generar más incertidumbre, “mayor sensación de inestabilidad” y “alarma” con su actitud “irresponsable”.

Puso dos ejemplos. El primero, la lucha por el poder interno del PP en el seno de Caja Madrid que ha provocado “inestabilidad” en la tercera entidad financiera del país. El segundo ejemplo de irresponsabilidad fue la decisión de la Secretaria General del PP, Mª Dolores de Cospedal de ordenar la retirada de los consejeros del PP en Caja Castilla-La Mancha, “medida que tuvo consecuencia la retirada de fondos importantísimos de esa Caja”, recordó.

Pajín realizó estas declaraciones a su llegada al Centro de Servicios Universitarios de Talavera, en donde participó en un ciclo de conferencias organizado por la Universidad de Castilla-La Mancha.

Reclamó a Rajoy que aclare “cuanto antes” la situación de sus altos cargos y “depure responsabilidades” tras los nuevos datos publicados hoy en el caso Gürtel. En este asunto, añadió que el PP tiene cada día “más problemas y dificultades” para explicar “qué está ocurriendo con sus altos cargos”

CUMBRE G-20

La dirigente socialista también se refirió a la próxima cumbre del G-20. Destacó la consolidación de España, “por derecho propio”, como miembro del club de los países más poderosos, económicamente hablando, del mundo. Pajín recordó que Aznar no lo logró “a pesar de supeditar los valores de nuestra política exterior a la de otros”.

Respecto a los objetivos de la cumbre, explicó que la voluntad de todos los presidentes es alcanzar “acuerdos operativos” y lograr “una hoja de ruta compartida” para salir cuanto antes de esta situación.

Recordó que el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró esta misma mañana que se tomarán todas las medidas que hagan falta pero “no aquellas que supongan recortar las políticas sociales y los derechos de los trabajadores”.