Leire Pajín: “Es la hora del cambio, de la pluralidad, del entendimiento, la hora de Euskadi y de los socialistas vascos”

Patxi López apuesta por “hacer una Euskadi entre todos” y “unir el país, en el que no sobra nadie más que los violentos”

“Es la hora del cambio, de la pluralidad, del entendimiento, la hora de Euskadi y de los socialistas vascos” afirmó hoy la Secretaria de Organización, Leire Pajín, en un acto que compartió junto al candidato a Lehendakari, Patxi López, con el colectivo de vascos en la localidad alicantina de Benidorm.

 

Allí, donde inauguraron la nueva sede, que se abre con la intención de facilitar el voto a los casi 8.000 ciudadanos vascos con derecho a voto residentes en la zona, Leire Pajín se mostró convencida de que Benidorm quiere sumarse a la ilusión que genera Patxi López, y muestra de ello fue que el acto se llenó con cerca de 300 personas y otras tantas que no pudieron acceder por estar el aforo completo.

 

“Que nadie nos de una sola lección ni de vasquismo, ni de lucha por la libertad ni la paz en el país vasco”, resumió la dirigente socialista, “se acabó el hacer frentismo, hacer política mirándose de reojo, con sensación de que todo tiene que ir mal para que vaya bien”, porque “empieza un tiempo nuevo, de esperanza con mayúsculas” y “Euskadi necesita hoy un lehendakari que represente a todos”.

 

LA MEJOR EUSKADI SE CONSTRUYE ENTRE TODOS

 

Patxi López se comprometió “a devolver a Euskadi el sentimiento de ser la tierra abierta”, recordando que esa Euskadi que quiere “no tiene nada que ver con los ejemplos que algunos nacionalistas buscan”, porque la mejor Euskadi se ha construido siempre “entre todos”.

 

“La historia de Euskadi está llena de ejemplos en que los socialistas hemos impulsado el país y nos hemos puesto de acuerdo para construir”, dijo, para subrayar que quiere “recuperar esa forma de hacer Euskadi, dejar en el pasado el tiempo del enfrentamiento”. “No quiero para la política ni más muros, ni trincheras; quiero tender puentes y la mano para entenderme con quienes piensan diferente a los socialistas, para hacer una Euskadi entre todos, no unos contra otros”, afirmó, porque “eso es lo que nos ha definido siempre a los vascos y a los socialistas”.

 

“Ese es el cambio”, dijo el candidato socialista, “pasar de tener un lehendakari y un gobierno que se ha preocupado de sus obsesiones particulares, a tener un lehendakari y un gobierno que pone el autogobierno al servicio de los ciudadanos del país”.

 

Para Patxi López, “un gobierno tiene que gobernar, y es lo que en Euskadi hace falta: resolver los problemas y no crearlos”, señalo, “dejar atrás el tiempo de la división y el enfrentamiento para llegar a un nuevo tiempo y unir el país, en el que no sobra nadie más que los violentos”.

 

“Quiero un país donde nadie se sienta excluido salvo los violentos”, reiteró, al recordar que se calcula que hay más de 300.000 vascos que se han tenido que ir en contra de su voluntad por el terrorismo, por problemas del euskera, o no encontrar oportunidades.

 

“He venido a pediros ayuda para hacer realidad un sueño que merece la pena, estamos convocados todos los vascos y vascas vivan donde vivan, estén donde estén, porque se trata de sumar para el futuro”, concluyó añadiendo que “nos mueve la pasión por hacer de Euskadi al tierra de paz y la libertad, la tierra del entendimiento, la pasión por Euskadi”.