Líderes africanos reclaman fortalecer el papel de los estados y luchar contra las reglas injustas de comercio internacional para que el siglo XXI sea el de África

Panel de líderes con los presidentes de Tanzania y Cabo Verde, el Primer Ministro de Etiopía, el ex Presidente interino de Liberia, y los líderes de partidos progresistas en Costa de Marfil, Ghana y Senegal

Los líderes africanos que han asistido  a la conferencia internacional Global Progress han insistido en la necesidad de fortalecer el papel de los estados y de las instituciones, así como en la importancia de luchar contra las reglas injustas de comercio internacional para que el siglo XXI sea el siglo de África. Así lo han expresado en el marco de un panel de líderes en el que participaron, entre otros, los presidentes de Tanzania y Cabo Verde, el Primer Ministro de Etiopía, el ex Presidente interino de Liberia, y los líderes de partidos progresistas en Costa de Marfil, Ghana y Senegal.

Jakaya Mrisho Kikwete, Presidente de Tanzania, denunció que África sigue siendo “el último continente pobre del Planeta, pues alberga 38 de los 49 países menos desarrollados del mundo tanto en indicadores socioeconómicos como en parámetros de acceso al agua, a la sanidad y a la educación”. En su opinión, los motivos de que África sigua siendo pobre se debe “a un entorno económico hostil derivado desde la época del colonialismo, al orden económico internacional y a las políticas económicas adoptadas tras la consecución de las independencias”. En cualquier caso, Kikwete destacó que “hoy en día la situación, en términos de estabilidad política, con la excepción de Somalia, es mucho mejor que hace un decenio”.

Por su parte, el Presidente de Cabo Verde, Pedro Pires, solicitó un esfuerzo para “fortalecer los estados, haciéndolos más estrategas, eficaces e inclusivos”, para lo que reclamó “menos personalismos y un esfuerzo de todos para desarrollar una cultura institucional en los países”.

En términos similares se expresó Meles Zenawi, Primer Ministro de Etiopía, quien recordó que “desde 1980, el estado era en África un problema, no existía, había perdido su papel en la lucha contra la pobreza. El papel ausente de los estados lo ocupó el mercado neoliberal y se implantó un sistema político-económico que no ha trabajado para las personas durante los últimos 30 años. Sin embargo, ahora, afortunadamente, el mercado ya no es el único actor”.

Amos Meles, ex Presidente interino de Liberia, insistió en la simbiosis entre democracia y desarrollo, por lo que reclamó “apoyo continuado de la comunidad internacional para que mantengamos la paz y la estabilidad política de los países”.

Ebrahim Ebrahim, Viceministro de Relaciones Internacionales de Sudáfrica, reclamó “liderazgo moral comprometido de los países africanos en pro de la democracia, el buen gobierno y contra la corrupción”.

Para el Presidente del Frente Popular de Costa de Marfil, Pasco Affi, “África necesita cambiar la agenda para alcanzar los objetivos del Milenio”, y animó a África a “quitarse los complejos y demostrar su ambición de desarrollo”. Asimismo, reclamó a los países “generosidad para renunciar a parcelas de soberanía para construir una integración africana”.

Kwabena Adje, Presidente del Congreso Nacional Democrático de Ghana, apuntó a la importancia de “invertir en educación como factor clave para el progreso, para impulsar democracias participativas”.

Finalmente, Ousamane Tan...