López Aguilar: "Los socialistas estamos decididos a evitar que los trabajadores sean los perjudicados de la crisis"

Mostró su rechazo a la directiva europea que pretende ampliar a 65 horas la jornada laboral

El  secretario general de los socialistas canarios, Juan Fernando López Aguilar, mostró hoy su rechazo a la directiva europea que pretende ampliar a 65 horas la jornada laboral y garantizó que los socialistas están decididos a evitar que sean los trabajadores los perjudicados por la actual crisis financiera internacional.

"Que los trabajadores no sean los perjudicados de la crisis financiera internacional es exactamente lo que los socialistas estamos determinados a evitar y el ejemplo es la tarea del Gobierno de España", declaró López Aguilar a Europa Press poco antes de participar en París en la manifestación convocada con motivo del 'Día a favor de un trabajo digno' junto a los europarlamentarios Javier Moreno, Barbara Dührkorp y Carmen Silvano.

"Precisamente porque estamos en tiempos de dificultades, el Gobierno ha incrementado su compromiso social y ha hecho los presupuestos más austeros de toda la era Zapatero", continuó. A su modo de ver, hay que evitar que la crisis económica se traduzca en "una privatización de las ganancias y en una socialización de las pérdidas a costa de los que menos tienen".

Para el ex ministro de Justicia, la actual situación ha sido "provocada por el arquetipo desastroso y catastrófico del Gobierno ultraderechista en Estados Unidos", mientras que en Europa lo que han fallado han sido "los controles preventivos y los mecanismos de garantías".

Con respecto a la directiva sobre el tiempo de trabajo que tendrá que votarse en la Eurocámara después de haberse aprobado el Consejo, el político canario dejó claro que es "inaceptable" y que los socialistas españoles están liderando la oposición a la misma en Europa "porque es una amenaza en toda regla al modelo social europeo".

"En Europa es imprescindible mejorar la competitividad y la productividad, pero no a costa de los trabajadores. Hay que apostar por la conciliación de la vida personal y laboral, apostar por la igualdad en el trabajo de los comunitarios y extranjeros, perseguir el trabajo ilegal, pero en ningún caso practicando el dumping social", insistió.