López dice que ser lehendakari es "irrenunciable" y que "no acepta amenazas del PNV porque el país no es suyo"

Considera que la ciudadanía vasca "ha cerrado un ciclo y ha abierto la puerta a un nuevo tiempo político" en Euskadi

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, aseguró hoy que su objetivo de ser lehendakari es "irrenunciable" y aseguró que se siente "legitimado" para liderar el próximo Gobierno vasco. Por ello, advirtió al PNV de que no acepta "ningún tipo de amenazas" sobre "desestabilizaciones" o sobre que retirará los "apoyos puntuales" al Gobierno de Zapatero porque "no servirán de nada" y subrayó que "el país no es suyo".

En un rueda de prensa celebrada en Bilbao, López rechazó que se vaya a producir "el apocalipsis que anuncia" la formación nacionalista porque no esté en el Ejecutivo, y aseguró que "da igual" que amenace con retirar su apoyo al PSOE en Madrid porque las decisiones en Euskadi las adoptará el PSE-EE. Además, volvió a apostar por un Gobierno de los socialistas en minoría.

Tras dar las gracias a las 316.000 personas que les han votado, afirmó que se trata de "un resultado histórico, el mejor obtenido nunca" en unas autonómicas. En este sentido, recordó que los socialistas son, con un 30,7 por ciento de los votos, la segunda fuerza política con 14 escaños, y señaló que les separan menos de ocho puntos del PNV, y aventajan al PP en más de 15.

El líder de los socialistas vascos subrayó que han obtenido la victoria en Alava, y han vencido en dos de las tres capitales vascas, San Sebastián y en Vitoria, mientras que en Bilbao el PNV le aventaja "en sólo 7.000 votos". "Y hemos ganado en todos los grandes municipios", aseguró.

Patxi López destacó que el PSE-EE ha ganado en estos comicios 40.000 votos y ocho puntos, mientras que el tripartito, "cauce central de la política vasca, según Ibarretxe, ha perdido más de 63.000 votos, manteniendo los mismos escaños".

Por ello, consideró que la ciudadanía vasca "ha cerrado un ciclo y ha abierto la puerta a un nuevo tiempo político en Euskadi". "El domingo hemos dado un paso de gigante y, con la fuerza de los votos, la ciudadanía nos ha convertido en la alternativa para este Gobierno", apuntó.

En esta línea, aseveró que, al PNV, como partido más votado, le corresponde iniciar los contactos con otras fuerzas "para tratar de conformar una mayoría parlamentaria". "Y respetaremos los tiempos, pero yo no renuncio a recabar, por mi parte, los apoyos necesarios para ser investido lehendakari del próximo Gobierno vasco", apuntó.

López aseguró que se siente "absolutamente legitimado para hacerlo", y recordó que "el PNV gobierna en las diputaciones de Guipúzcoa y de Alava, siendo la segunda y la tercera política".

El líder de los socialistas vascos denunció "el discurso que, desde algunos sectores del PNV se ha venido haciendo" sobre que "éstas han sido unas elecciones tramposas, y por otro, cuando amenazan con el apocalipsis en caso de perder el poder". "Es un discurso peligrosísimo por lo que tiene de deslegitimador de un proceso irreprochable desde el punto de vista democrático", señaló.

A su juicio, "en este país no hay ninguna idea ilegalizada". "La izquierda abertzale que ha roto amarras con el terrorismo de ETA -en alusión a Aralar-, estará en el Parlamento para defender la independencia, la autodeterminación, al territorialidad, y todo lo que crea conveniente. Además, lo va a hacer con un extraordinario resultado, y esto s&...