López pide una entrevista con Herrera para "arrimar el hombro" por CyL

Aboga por alcanzar acuerdos "sinceros y productivos" contra el "desprecio soberbio y la descalificación" de la Junta

El secretario regional del PSOE de Castilla y León, Oscar López, pidió este domingo en su discurso de clausura del XI Congreso del PSCL una entrevista con el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, para "arrimar el hombro" a través de propuestas y medidas que pueden ser impulsadas desde el Gobierno regional por "el bien de la Comunidad".

López pronunció su discurso después de dar a conocer a los miembros de la Ejecutiva regional y tras agradecer el respaldo de los delegados en el Congreso y, en especial, el apoyo del presidente del Gobierno y secretario general del partido, José Luis Rodríguez Zapatero, quien cerró el XI Congreso regional.

De este modo, López incidió en que la labor de la oposición debe centrarse en "hacer propuestas", aunque el equipo de Gobierno de la Junta no cambie su respuesta que es, a su juicio, "el desprecio soberbio y la descalificación".

El nuevo secretario regional del PSOE incidió en la necesidad de alcanzar acuerdos "sinceros y productivos" con la Junta, aunque reconoció que pedir más infraestructuras, más financiación, reclamar ayudas para el desarrollo rural como, según López, hace el PP, y solicitar a la vez que se recorte el gasto del Estado "tiene un nombre muy sencillo: hipocresía".

Así, Oscar López tachó de "hipócrita" la acción del Gobierno 'popular' de "someterse con Aznar para acordar un nuevo modelo de financiación en el año 2001 que supuso aumentar el peso de la población en treinta puntos, hacerlo con euforia, y decir ahora que serán exigentes con el gobierno de Zapatero porque no es sensible con las necesidades de financiación de Castilla y León". "Es verdad que no lo dicen muy alto porque el PP de Castilla y León está un poquito solo en Génova, donde marcan la pauta Esperanza o Camps", aclaró.

El líder socialista reconoció que la Comunidad necesita una mejor financiación para lograr una "mejor sanidad, una mejor educación y, en definitiva, mejores servicios públicos".

"Vamos a ser muy exigentes en controlar el gasto en la Comunidad", advirtió López, al tiempo que consideró que 20 años de ejercicio del poder del PP en la Comunidad ha provocado que se sienta "tan escaso de ambición colectiva como sobrado de prepotencia".

Por este motivo, López insistió en que en este caso no se trata sólo de cambiar a un partido por otro en el Gobierno de la Junta, sino que "se trata de definir de una vez por todas un proyecto político verdaderamente ambicioso para la Comunidad".

"HE VENIDO PARA QUEDARME"

Durante su discurso de clausura López incidió en que su vuelta a Castilla y León es para quedarse. "Sobre todo he venido aquí para evitar que se vaya más gente de la Comunidad", señaló.

A este respecto manifestó su intención de trabajar por los jóvenes, los mayores, los trabajadores y las familias, el desarrollo rural y las empresas, punto en el que aseguró que una de sus prioridades será que Castilla y León "no vuelva a perder ni un solo proyecto empresarial por la falta de apoyo de la Junta".

"Tenemos suelo, tenemos buenas universidades, tenemos cada vez mejores infraestructuras y tenemos empresarios y sindicatos responsables que garantizan una paz social envidiable, pero nos sobran las inercias perezosas de un gobierno absolutamente plano y anclado en el pasado".

PAPELES CAMBIADOS...