López y Rojo reivindican los Gobiernos de coalición en el País Vasco

El lehendakari destaca que "Euskadi necesita de los socialistas y del entendimiento para salir de la crisis"

El lehendakari, Patxi López, y el presidente del Senado, Javier Rojo, han reivindicado los Gobiernos de coalición en los que participaron con el PNV, así como el acuerdo actual que mantienen con el PP, por ser períodos de recuperación económica y de mejor convivencia entre los vascos.

López, junto con el secretario general del grupo parlamentario socialista, Eduardo Madina, han presentado el libro de Rojo, Euskadi Diario de un compromiso.

Todos han tenido un recuerdo para Fernando Buesa, asesinado por ETA hace diez años.

En el libro, Rojo plasma en artículos de opinión, publicados en los medios de comunicación, momentos de la vida política de Euskadi desde 1986 a 2009, como los más duros del terrorismo, la crisis del PNV, la incorporación de los socialistas al Gobierno vasco, las treguas y altos el fuego de ETA, las relaciones con otras fuerzas políticas y un recuerdo y alegato a las víctimas del terrorismo.

López se ha referido a la portada, en la que aparece Rojo con su nieta, lo que muestra la esperanza en el futuro y el que "no nos resignamos y queremos cambiar las cosas para que los que vienen detrás hereden un país en paz y libertad".

En su opinión, los socialistas durante estos casi 30 años han tenido "una fe a prueba de balas" en sus convicciones, a pesar de "la amargura" y de tener que "apretar los dientes" ante los actos terroristas y de, a veces, no haber sido comprendidos por el electorado.

Para López, el libro de Rojo recoge esa crónica del tiempo político y de la coherencia de esos años, a pesar de que "no todo estuvo bien, pero hubo trabajo y entendimiento -con los nacionalistas- que es la madre del progreso".

Ha recordado que el primer artículo, de 1986, recoge unos datos de un país "prácticamente en quiebra" y que es entonces cuando los socialistas entran en el Gobierno y "sientan las bases" de la sanidad y educación pública y diseñan la política industrial de la recuperación de Euskadi.

"Euskadi necesita de los socialistas y del entendimiento para salir de la crisis", como ahora, cuando hay una esperanza de haber iniciado un camino distinto al del nacionalismo "derribando trincheras y tendiendo puentes".

El lehendakari se ha mostrado seguro de que el próximo libro de Rojo tendrá "páginas más amables, porque esa esperanza estará cumplida y esperanza "será el nombre de la ex presidenta de la Comunidad de Madrid", en referencia a Esperanza Aguirre.

Rojo ha indicado que "no nos puede fallar la memoria y, si nos falla, nos equivocaremos" y ha reivindicado la labor política de los socialistas vascos en el pasado, de quienes "nosotros hemos cogido el legado".

Ha insistido en la necesidad de respetar el ordenamiento jurídico y en valores como la esperanza, el respeto y la lealtad, que no es patrimonio de los socialistas, sino de "otros muchos ciudadanos".

"Reivindicamos y defendemos la política que hemos hecho" ha agregado, también en la lucha contra el terrorismo, y ha destacado que hoy se está "más cerca que nunca" de acabar con él.

En su opinión, no solo los socialistas "sino mucha gente de bien" tienen los mismos objetivos políticos de erradicar la violencia y construir una Euskadi en paz y progreso, "en un momento tan difícil para los pactos...