"Los asesinos conocen la suerte que les espera: pasar el resto de su vida en la cárcel"

El jefe del Ejecutivo condena el vil y cobarde asesinato de Ignacio Uría a manos de la banda terrorista ETA

"Hace unas horas la banda terrorista ETA ha vuelto a matar de forma vil y cobarde. Ha asesinado a un ciudadano vasco, Ignacio Uría; un empresario que trabajaba a favor del desarrollo de su tierra.

Quiero en primer lugar expresar mi condolencia a la familia, a sus amigos y a todos los ciudadanos de Euskadi. Quiero compartir con ellos y con todos los españoles el quebranto y la rabia contenida que nos produce este hecho criminal, tan gratuito y tan infame.

Quiero manifestar también la absoluta determinación del Gobierno de perseguir sin descanso a los autores de este crimen hasta dar con ellos, aprehenderlos y llevarles ante la Justicia para que reciban de ella la condena más dura posible.

Los asesinos de Ignacio Uría conocen la suerte de los que les han precedido en su actividad criminal, la suerte que les espera: pasar el resto de su vida en la cárcel. Que no duden ni por un momento de que así será.

Hoy han asesinado a un empresario de muy larga trayectoria, dedicada a esforzarse por crear trabajo, por crear empleo, por crear riqueza. En esta hora tan grave quiero, pues, acompañar también en su dolor a los empresarios y trabajadores del País Vasco. Quiero enaltecer el esfuerzo y la entrega que despliegan cada día, no sólo en la búsqueda del bienestar, sino también en beneficio de todos sus conciudadanos y del País Vasco en su conjunto.

El Gobierno quiere reiterar que la banda terrorista ETA nunca nos impondrá sus soluciones violentas, nunca doblegarán nuestros propósitos, nunca vencerán nuestra voluntad de vivir el presente y el futuro en libertad, en paz y de convivir plenamente en democracia.

Por ello, todos los demócratas permaneceremos juntos y resueltos a acabar cuanto antes con la violencia de los terroristas y su delirio totalitario, aunque ello no reduzca un ápice el dolor, el profundo dolor que ahora sentimos por la muerte de Ignacio."