Los consejeros socialistas de Educación exigen la derogación del RD que regula las reválidas y piden la convocatoria urgente de la Conferencia Sectorial

04/08/2016

Los consejeros socialistas de Educación han reaccionado de manera conjunta a la “provocación” que a su juicio supone la aprobación, en el último Consejo de Ministros, del Real Decreto que regula las reválidas, y consideran que ello “exige una respuesta democrática de toda la comunidad educativa y de las administraciones públicas que han manifestado su rechazo a esta norma”.

De ahí que hayan decidido impulsar “un gran acuerdo en cada una de las Comunidades Autónomas” para manifestar su “rechazo a esta propuesta y pedir su derogación inmediata”.

Además, los consejeros socialistas exigirán la “convocatoria urgente de la Conferencia Sectorial, como muy tarde en la primera semana de septiembre, para pedir explicaciones al ministro sobre esta forma de proceder” y “solicitar que se derogue la norma, dado que se trata de un Real Decreto aprobado por un gobierno en funciones”. También le harán saber que, en caso de persistir en su aplicación, este Real Decreto no contará con la colaboración de las consejerías de Educación que dirigen.

A continuación, adjuntamos el escrito de los consejeros socialistas:

 

Una respuesta democrática a las reválidas

La aprobación en el Consejo de Ministros, presidido por Mariano Rajoy, del Real Decreto 310/2016, de 29 de julio, que regula las reválidas y que obliga a todo el alumnado de secundaria obligatoria y bachillerato a tener que someterse a un examen antes de poder obtener el correspondiente título académico, aunque hubiese aprobado todas las asignaturas, no sólo es un despropósito, que pone de manifiesto la incapacidad de este gobierno y del Partido Popular para alcanzar el más mínimo acuerdo educativo, sino que es, además, un verdadero atropello a la voluntad democrática manifestada por la comunidad educativa en numerosas ocasiones, por todas las fuerzas políticas (salvo el PP) y al sentir mayoritario de la Conferencia Sectorial de Educación, en la que sólo las Consejerías gobernadas por el Partido Popular manifestaron su apoyo a la norma (5 de 17 Comunidades Autónomas).

No obstante, la aprobación es, por encima de todo, una provocación, un modo de demostrar que con mayoría absoluta o sin mayoría absoluta el Partido Popular no va a cejar en su empeño de llevar hasta sus últimas consecuencias los cambios previstos en la LOMCE.

A nuestro juicio, esta provocación exige una respuesta democrática de toda la comunidad educativa (alumnado, familias, sindicatos…etc.) y de las administraciones públicas que han manifestado su rechazo a esta norma. Por eso, como Consejeros(as) impulsaremos un gran acuerdo en cada una de las Comunidades Autónomas para manifestar nuestro rechazo a esta propuesta y su derogación inmediata. Además, exigiremos la convocatoria urgente de la Conferencia Sectorial, como muy tarde en la primera semana de septiembre, para pedir explicaciones al ministro sobre esta forma de proceder, volveremos a solicitar que se derogue la norma, dado que se trata de un Real Decreto aprobado por un gobierno en funciones, y le haremos saber que en caso de persistir en su aplicación este Real Decreto no contará con nuestra colaboración.

El gobierno debe saber que no se puede ni se debe gobernar contra la mayoría y que si lo hace pone en grave riesgo el sistema democrático. Es hora de poner fin a esta forma de actuar.