Los socialistas españoles en el Parlamento Europeo se solidarizan con los trabajadores y trabajadoras

Los eurodiputados socialistas Inés Ayala, Alejandro Cercas, Sergio Gutiérrez y María Muñiz expresan su rechazo a la reforma

Los eurodiputados socialistas Inés Ayala, Alejandro Cercas, Sergio Gutiérrez y María Muñiz, han intervenido ante el pleno de la Eurocámara en rechazo a la reforma laboral, alertando de que supone una agresión contra el acervo social europeo.

Durante la sesión plenaria que se celebra esta semana en Bruselas, los socialistas han trasladado su solidaridad con las y los trabajadores de toda España. "Somos solidarios con los millones de trabajadores que ahora mismo están en huelga en España, compartimos sus razones", ha señalado el eurodiputado socialista Alejandro Cercas ante el hemiciclo del PE, que ha advertido de que "la reforma laboral del Partido Popular debilita la negociación colectiva y el diálogo social y atenta contra los derechos individuales y colectivos, la carta social europea y la carta de derechos fundamentales. Está poniendo en riesgo la Europa de los valores y de la dignidad".

Los socialistas españoles han coincidido al calificar la reforma laboral de "impuesta y no negociada", que supone una agresión social. "Una agresión para los trabajadores en paro porque no incentiva la creación de empleo; contra los jóvenes, a quienes condena a la precariedad, y contra las mujeres porque impide la conciliación familiar y profesional y acaba con el permiso de lactancia", han declarado.

A este respecto, Cercas ha denunciado la reforma elaborada por el Partido Popular rompe con el modelo social europeo y con los objetivos de la estrategia 2020, ya que amenaza a la generación de empleo y a la calidad del mismo. En definitiva, han alertado que supone un retroceso sin precedentes en la conquista de los derechos laborales en el territorio de la Unión.

En su condena a la reforma, además de tomar la palabra ante el pleno de la Eurocámara, los miembros de la delegación socialista española se han concentrado ante la sede de la Representación Permanente de España en Bruselas, en solidaridad con las trabajadoras y trabajadores españoles.