Los socialistas europeos alertan contra la política sólo de austeridad que impulsa la derecha y que pone en riesgo el Estado del Bienestar

En la sesión de apertura del 38 Congreso intervino también el Presidente del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo, Hannes Swoboda, quien aseguró que muchos gobiernos europeos de derechas están desarrollando, frente a la crisis, "curas que son peores que la enfermedad".

Swoboda señaló que “la estabilidad fiscal y presupuestaria es necesaria en todas partes”, pero que “la lucha de los socialistas europeos” debe ir en la dirección de exigir también inversiones para crecer y crear empleo, incluso desde el sector público.

Señaló que “todos los socialistas del viejo continente tenemos que luchar contra esa tendencia conservadora”, contra el PP en España y contra los gobiernos populares europeos, porque “no podemos tolerar que crezca la desigualdad en Europa”, ya que “lo que hemos conseguido como socialistas, debemos conservarlo para el futuro”.

A continuación intervino Sergei Stanishev, Presidente del Partido Socialista Europeo, quien aseguró que la derecha en Europa y en España “miente” cuando dice que la única forma de enfrentarse a la crisis es mediante políticas de austeridad, al tiempo que alertó sobre el peligro para el Estado del Bienestar en Europa que supone adoptar medidas sólo en esa dirección, olvidando que también necesitamos invertir para crecer y crear empleo.

Entre las propuestas concretar que, a su juicio, es necesario que reclamen los socialistas europeos, citó la aplicación de un impuesto sobre las transacciones financieras, las actuaciones encaminadas al aumento de las inversiones –también desde el Banco Europeo de Inversiones- o el desarrollo de un Plan de Empleo Juvenil, “pues hay casi 6 millones de desempleados jóvenes en Europa”.

Stanishev, que acentuó ante los presentes “la historia de éxito” de nuestro país en los últimos 25 años -en los que “el PSOE ha sido la fuerza transformadora fundamental”-, aseguró que la crisis económica ha hecho pagar un precio muy alto al Partido Socialista “por decisiones que no se tomaron sólo en España” y añadió que “la política basada sólo en la austeridad”, que es la receta de los conservadores, destruirá el Estado del Bienestar en Europa, algo que –añadió- “los españoles tienen que saber”.

Concluyó insistiendo en que “hay millones de españoles que esperan que el PSOE defienda las conquistas del Estado del Bienestar en España, pues habrá muchos que sufrirán “si se imponen la políticas de austeridad de la derecha”.