Los socialistas europeos piden al PP "trabajar juntos" para impedir la Directiva de las 65 horas semanales

El Congreso de los Diputados rechaza de forma unánime la ampliación de la jornada laboral que propone la UE

El eurodiputado socialista Alejandro Cercas, ponente de la Directiva de Tiempo de Trabajo, ha apelado hoy a la voluntad del PP “para trabajar conjuntamente para impedir que esta Directiva salga adelante en lugar de buscar la polémica”.

Los eurodiputados socialistas españoles han defendido que la postura de Gobierno de España siempre ha sido clara e inequívoca y se han mostrado satisfechos de que hoy el PP en la Eurocámara se haya posicionado en contra.

Cercas ha reiterado que el Gobierno de España siempre ha estado en contra del Directiva de Tiempo de Trabajo y ha querido cerrar la polémica enviando al PP las propias actas del Consejo del 9 de junio* “donde se puede comprobar que no hubo una votación formal, sólo se expresó una posición política” y las actas del día 15 de septiembre donde, por primera vez y de forma definitiva, se vota en el Consejo y España vota en contra.

Alejandro Cercas ha reiterado su llamamiento al PP para trabajar juntos “en la defensa de los derechos de los trabajadores y de un modelo que proteja sus derechos y defienda los estándares sociales que han sido y deben seguir siendo uno de los pilares de la construcción de la Unión Europea”, y ha señalado como un buen precedente que el Congreso de los Diputados haya rechazado por unanimidad la Directiva de Tiempo de Trabajo.

RECHAZO UNÁNIME DEL CONGRESO

Por otro lado, el Congreso de los Diputados ha mostrado su rechazo unánime a la ampliación de la jornada laboral hasta las 78 horas semanales que se quiere impulsar desde la UE reformando la Directiva europea de ordenación del tiempo de trabajo.

Durante la sesión de control de ayer en la Cámara baja, el voto a favor de todos los parlamentarios presentes, 330, permitió que prosperasenlas Proposiciones no de ley contrarias a esta medida que presentaron tanto el Partido Socialista como ERC-IU-ICV.

El Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE) aprobó el pasado mes de junio una propuesta para modificar la Directiva de ordenación del tiempo de trabajo, medida que, no obstante, contó con el rechazo de España, Francia, Italia, Grecia y Chipre.

Durante su intervención en el Pleno, el diputado socialista Ramón Jaúregui, afirmó que la oportunidad de incrementar la jornada laboral hasta las 78 horas es una medida que "reduce" los derechos de los trabajadores de una forma "silenciosa,inexorable y contraria a la ley".