Los socialistas se comprometen a reforzar el sistema sanitario público y a luchar contra las desigualdades en el ámbito de la salud

Los consejeros y consejeras socialistas de Sanidad y la Secretaria de Sanidad, María José Sánchez Rubio, han ratificado hoy “su compromiso para recuperar el carácter público, universal y de calidad del Sistema Nacional de Salud y su determinación para luchar contra las desigualdades e inequidades en el ámbito de la salud”, durante una reunión celebrada en la sede socialista de Ferraz.

Sánchez Rubio ha subrayado que “ante la quiebra del sistema público de salud provocada por las decisiones del Gobierno del PP, nuestro compromiso de revertir esta realidad se está cumpliendo allí donde gobernamos”. “Hoy hemos hablado de cómo evitar que en el futuro se desmonte nuestro sistema, de la necesidad de blindarlo constitucionalmente y de promover una nueva Ley de Sanidad”, explicó.

“Los socialistas y las socialistas-dijo- creemos en la sanidad como un derecho irrenunciable y como una de las bases fundamentales de la igualdad entre las personas y los territorios”.

La secretaria de Sanidad ha destacado que “en materia sanitaria no todos somos iguales” y por ello “los consejeros y consejeras socialistas están desarrollando políticas públicas de salud encaminadas a garantizar la sanidad como un derecho, reforzar la sanidad pública y universal, promover  la igualdad de oportunidades, mitigar las desigualdades e inequidad y evitar situaciones de riesgo y desprotección”. “En definitiva, están haciendo un gran esfuerzo para revertir la situación de ruptura del modelo sanitario impuesta por el Partido Popular”.

En este encuentro, los consejeros y consejeras socialistas han defendido la necesidad de seguir dando pasos coordinadamente para converger hacia una cartera común de servicios para toda la ciudadanía, acabando con la multiplicidad de carteras creadas por el gobierno del PP, mejorar los instrumentos de cohesión e impulsar acciones estratégicas que fomenten la disminución de las desigualdades y la mejora continua de la equidad en salud, eliminando las barreras a la movilidad de los pacientes.

Asimismo, han destacado la necesidad de reforzar la coordinación y la codecisión de las Comunidades Autónomas en el marco del Consejo Interterritorial.

Prescripción enfermera

En el encuentro, los responsables socialistas de Sanidad también han abordado la situación generada por la entrada en vigor del Real Decreto de Prescripción Enfermera, una norma aprobada in extremis por el Gobierno del PP que “además de generar enfrentamiento entre profesiones del sistema, ha derivado el problema a las Comunidades Autónomas, que son las encargadas de gestionar los servicios sanitarios”.

“Fue una gran irresponsabilidad y ahora nos toca a los gobiernos autonómicos reparar los errores del Gobierno de Rajoy”, han destacado los consejeros y consejeras socialistas. “Debemos evitar la confrontación entre profesionales, dar garantía y seguridad jurídica a la prescripción enfermera, y garantizar la calidad asistencial a los pacientes y usuarios del Sistema Nacional de Salud”.

En este sentido, han defendido la necesidad de abordar un proceso de planificación de las necesidades de los profesionales basado en el consenso y desarrollar y potenciar nuevos roles para los profesionales de enfermería.