Luisa Carcedo denuncia que “todas las medidas puestas en marcha por el PP conducen a la desigualdad y al incremento de la pobreza”

Pide al Gobierno “gestionar de otra manera” y subraya que “la infancia es clave de futuro. Éste debe ser un país para niños, un país que proteja a la infancia y mire al futuro”.

La portavoz socialista de Servicios Sociales, Luisa Carcedo, ha culpado “al modelo político del Gobierno y al conjunto de las políticas del PP” del incremento de la pobreza en España, una situación de verdadera “emergencia” que “nos debe preocupar enormemente”. Carcedo ha afirmado que “la gestión de la crisis” que ha llevado a cabo el Gobierno del PP “es la que nos ha llevado a esta situación”. “Todas las medidas puestas en marcha conducen a la desigualdad y al incremento de la pobreza”, ha dicho.

La portavoz socialista ha formulado hoy en el Congreso una interpelación al ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, sobre la pobreza infantil, aunque –ha apuntado- “no es cuestión sólo de su Ministerio”, sino que “es responsabilidad del conjunto del Gobierno la sangría de desigualdad y pobreza” que se ha producido en esta legislatura.

Carcedo ha desgranado los “datos de la realidad de nuestro país, que nos sonrojan”. Las cifras sitúan a España como el segundo país con más pobreza infantil, solo por detrás de Rumanía. Según la Encuesta de Condiciones de Vida, la pobreza infantil ha crecido 3,4 puntos en el último año –a pesar de los cambios metodológicos introducidos, sin ellos sería un punto más-. Uno de cada tres niños en España viven bajo el umbral de la pobreza, y hay un 35% en situación de carencias familiares.

En su intervención, la portavoz socialista ha repartido responsabilidades entre todo el Ejecutivo. Al ministro de Economía, Luis de Guindos, le ha reprochado que “hable de recuperación, de una economía en equilibrio y saneada”, cuando “no beneficia al conjunto de la población”. También ha rechazado la reforma fiscal del ministro Montoro, que “ha beneficiado a las rentas más altas” y ha restado 9 mil millones a las arcas públicas, mientras “se recortan los servicios públicos”.

Por otro lado, la reforma laboral no solo no ha servido para crear empleo –los datos indican que hay 600.000 parados más y que se ha perdido un millón y medio de empleos en esta legislatura- sino que además ha provocado la precarización de las condiciones de trabajo y la bajada de salarios –más de un 9%- que ha tenido como consecuencia que, en nuestro país, “tener un empleo ya no garantiza salir de la pobreza”. También ha criticado los retrocesos en protección social que han situado la tasa de cobertura por desempleo en mínimos históricos.

Igualmente, la “brecha de la desigualdad” –ha continuado denunciando Carcedo- se amplía  año tras año a causa de “los recortes en sanidad, servicios sociales y educación” –la educación de 0 a 3 años, las becas, la eliminación de la universalidad en sanidad, los copagos, la reducción del Plan Concertado de Servicios Sociales (70%), el desmantelamiento de los servicios sociales municipales por la reforma local, los cambios estructurales en el Estado de Bienestar- que además de incrementar los índices de pobreza, constituyen “una temeridad” de cara a la “competitividad futura” de nuestro país.

“Es un problema del modelo productivo y de convivencia. Estamos hablando de la capacidad de un país, de la competitividad de un país que no puede permitirse que un tercio de su población quede en la cuneta”, ha subrayado Luisa Carcedo, para quien “la principal emerg...