Luisa Carcedo exige que se impulse "la igualdad y la justicia social" para combatir la pobreza infantil, frente a la “pseudosolidaridad” que practica el PP

Subraya el compromiso del PSOE para mantener el combate contra este problema en "primera línea" de su agenda política

La secretaria de Bienestar Social, Luisa Carcedo, ha reiterado esta mañana el compromiso del PSOE contra la pobreza infantil, para lo cual ha demandado que se impulsen “la igualdad, la justicia social y que las familias tengan rentas para atender con dignidad su vida y la de sus hijos” y ha criticado la “pseudosolidaridad” que practica el PP en esta materia.

La dirigente socialista ha puesto el acento en las consecuencias que acarrea el problema de la pobreza infantil, que el PSOE ha situado “en primera línea” de su agenda política y que fue una de las prioridades que trazó el secretario general, Pedro Sánchez, en el último debate de los Presupuestos Generales del Estado.      

Carcedo ha efectuado estas consideraciones en Gijón, en la Casa de Acogida de la Fundación Siloé, antes de mantener un encuentro de trabajo con representantes de ONGS y asociaciones como Unicef, la propia Fundación Siloé, Red contra la Pobreza-EAPN y Cáritas, a quienes ha traslado las propuestas del PSOE para combatir este problema, “un asunto gravísimo” que entraña pérdida “de justicia social”, merma de la cohesión social y una situación “muy preocupante desde el punto de vista de la solidaridad intergeneracional, de las oportunidades de futuro y de la competitividad del país”.

Para la responsable de Bienestar Social, esta “alarmante situación de la infancia” es consecuencia directa de las políticas del PP, que se han traducido, por ejemplo, en un recorte de 6.300 millones de euros en políticas de infancia en los últimos años, y también guarda una relación directa con la “deconstrucción del Estado del Bienestar” y los 30.000 millones perdidos en políticas sociales. Unos recortes que se suman, también, a las mermas de los derechos “en un progresivo avance hacia la mercantilización del Estado del Bienestar”.

“Esta situación no aparece de la nada”, ha enfatizado Carcedo, sino que “es consecuencia de decisiones políticas y de una manera de gestionar la crisis y de lograr el equilibrio presupuestario a costa de los recortes sociales”, minando el principio de igualdad de oportunidades.

Y ahora, ante el “giro social” que anuncia el Gobierno, la política socialista ha advertido de que el ahorro de 9.000 millones en el IRPF beneficiará sobre todo a las grandes corporaciones y a las familias más pudientes, y no a las clases medias y a quienes tienen menos recursos. También insuficiente resultan los últimos acuerdos sobre empleo, puesto que solo suponen mil millones frente a los 7.000 recortados en protección social. Respecto a la nueva deducción por maternidad, Carcedo ha manifestado la discrepancia del PSOE, por cuanto se aplica una “progresividad inversa”.

Para paliar esta situación de pobreza infantil, Carcedo ha enumerado algunas de las propuestas que efectuó el PSOE, tales como iniciativas para el incremento de la prestación de la Seguridad Social por hijo a cargo; el mantenimiento del programa Educa3, y la recuperación del plan de inclusión para hijos de inmigrantes, además de la creación de un fondo de mil millones para aumentar las cuantías de las rentas básicas en colaboración con las comunidades autónomas. Asimismo, el PSOE elaboró un completo decálogo con respuestas para el problema y reclamó que se habilitaran mecanismos para garantizar que no haya ninguna familia con hijos a cargo sin prestaciones.

Frente al panorama de recortes del Gobierno d...