Luisa Carcedo: “La gestión de los viajes del Imserso ha sido el remate a una legislatura negra para las personas mayores”

“El Gobierno ha actuado irresponsable e ineficazmente sin que, hasta la fecha, nadie haya asumido la responsabilidad por esta mala gestión"

29/10/2015

La secretaria de Bienestar Social, Luisa Carcedo ha reprochado hoy al Gobierno que “la ineficacia e irresponsabilidad con la que ha gestionado el Programa de Vacaciones del Instituto de Mayores y Servicios Sociales, IMSERSO, ha provocado preocupación entre el colectivo de personas mayores y grandes incertidumbres en un sector económico vital para nuestro país, como es la actividad hotelera y de servicios, sin que hasta la fecha nadie haya asumido la responsabilidad del actual despropósito en el que nos encontramos”.

Así lo ha manifestado la dirigente socialista, tras las publicación de varias informaciones, según las cuales el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, aún no ha resuelto la totalidad de la oferta de viajes incluidos en el Programa.

Carcedo defiende la función principal de estos Programas vinculados al envejecimiento activo de los mayores, “una cuestión que no ha estado en la agenda de este Gobierno”. Asimismo, ha denunciado que se haya desperdiciado la oportunidad que se presentaba con el año europeo del envejecimiento activo celebrado en 2012 para impulsar nuevos programas innovadores acordes con la nueva realidad de las personas mayores en España.

Asimismo, la Secretaria de Bienestar Social no se olvida de la incertidumbre generada en el sector hotelero en las zonas de destino. Así, ha recordado que  la ocupación hotelera y la actividad derivada de las estancias suponen “una parte considerable de la actividad económica y el empleo en las zonas de destino, que con esta demora han visto peligrar la programación anual y los empleos”

Para Carcedo, “durante estos cuatro años, las personas mayores han pasado de ser las personas más consideradas y reconocidas a asistir a retrocesos en pensiones y prestaciones que ya habían conseguido, como el acceso a medicamentos y la implantación de la dependencia, todo ello unido con el desprecio al Consejo Estatal de personas mayores al que se ha ninguneado a lo largo de toda la legislatura.

La dirigente socialista ha recordado que las personas mayores han sido víctimas directas de los recortes y las privatizaciones que ha realizado el Gobierno en estos cuatro años. Así, señaló que con la paralización de la Ley de Dependencia, más de 100.000 personas han fallecido desde 2012 mientras esperaban recibir las prestaciones o servicios a los que tienen derecho. Hay casi 92.000 grandes dependientes y severos que se encuentran atrapados con plazos de tiempo insufribles.

También recordó que la implantación de copagos ha supuesto que “por cada euro que han subido las pensiones, los pensionistas han gastado, de media, más de 4,5 € en copagos”. “A todo esto hay que sumar el deterioro y la falta de calidad de los servicios y programas de asistencia y la eliminación de prestaciones económicas o de los presupuestos para teleasistencia, entre otros”, dijo.

Por último, destacó que los mayores también han sido víctimas indirectas al convertirse en el apoyo de sus familias, hijos y nietos. “Muchas personas mayores han pasado a desempeñar una función activa en la sostenibilidad de la propia economía familiar. Están ofreciendo un soporte fundamental en el entorno familiar para que los demás miembros puedan superar las graves dificultades por las que atraviesan. Se han convertido en muchos casos en el soporte económico de las familias sin ingresos y con frecuencia con hijos/as a su cargo. Fruto de los recortes en los planes de educación de 0-3 años, están haciendo de cuidadores de sus nietos/as, especialmente las mujeres”, ha añadido.