Luz Rodríguez: “La marca España de empleo con el Partido Popular: ultra-temporalidad, salarios de pobreza y bajas pensiones”

Denuncia que la reforma laboral del PP no ha sido eficaz y es necesario derogarla y elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores

La secretaría de Empleo del PSOE, Luz Rodríguez, ha participado esta mañana en la sesión: ¿Reformar o derogar? Alternativas a la Reforma Laboral de 2012, dentro de unas jornadas organizadas por la UGT-Euskadi y la Fundación Juan de los Toyos “Tres años de la reforma laboral consecuencias y lecciones” celebradas en Bilbao. Luz Rodríguez ha remarcado que “la marca España de empleo con el Partido Popular” consiste en “ultra-temporalidad, salarios de pobreza y bajas pensiones”.

Rodríguez, en su intervención, ha calificado de ineficaz la reforma laboral del Partido Popular. “El balance en el mercado de trabajo desde que el PP asumió el Gobierno es desolador: se han perdido cerca de 600.000 puestos de trabajo, hay 170.000 parados más y la cifra de desempleo supera los 5,4 millones, de los cuales 61 por ciento son parados de larga duración y un 70 por ciento de los parados no reciben ninguna prestación. No se pueden considerar estos datos fruto de una política laboral eficaz” ha señalado.

La dirigente socialista denunció el modelo de país que está construyendo el Gobierno del Partido Popular. “Somos pobres hoy porque los trabajos son ultra-temporales y de bajos salarios. Y seremos pobres mañana, porque las pensiones resultantes de estos trabajos no darán más que para mal vivir”, ha destacado.

 

Derogar la reforma y elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores

Para la responsable de Empleo de la Ejecutiva Federal, “frente al modelo impuesto por el Partido Popular, de fuerte calado ideológico, el Partido Socialista debe construir su propio modelo de empleo, relaciones laborales y seguridad social bajo las premisas que los socialistas defendemos: calidad, igualdad y solidaridad”. Para ello, “derogar la reforma laboral del Partido Popular y elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores es el primer paso. Pero habrá que hacer mucho más. Para empezar una política audaz contra la excesiva temporalidad de nuestro mercado de trabajo. Debe regularse de nuevo el trabajo a tiempo parcial. La Inspección de Trabajo y Seguridad Social debe dejar de ser una “policía de parados” y empezar a controlar la degradación de las condiciones de trabajo. Tenemos que subir el salario mínimo interprofesional hasta el 60 por ciento del salario medio del país y recuperar la fortaleza de la negociación colectiva como instrumento de redistribución más equitativa de los beneficios de la actividad económica. Y hay que actualizar las pensiones de manera que no pierdan poder adquisitivo y buscar fuentes de financiación alternativas (mediante impuestos) para nuestro modelo de protección social”.

Acompañando a Rodríguez en el seminario han estado Ignacio Pérez Infante, economista perteneciente a la Asociación Española de Economía del Trabajo; Santos Ruesga, del Centro de Estudios Laborales y Sociales; Raúl Arza Vélez, presidente de la Fundación Juan de los Toyos y secretario general de UGT-Euskadi, y Valeriano Gomez, coordinador de las jornadas.