M. Pérez pide al PP que “no discrimine” a los gallegos “privándoles del acceso a 427 medicamentos” con una medida que les perjudica y no genera más ahorro

En los tres meses que ha estado suspendido, Galicia ahorró 32 mill./€ gracias al Sistema de Precios de Referencias impulsado por el Mº de Sanidad, siendo ésta una cantidad mayor de la prevista por el PP con su catálogo

La Secretaria de Bienestar Social, Marisol Pérez Domínguez, se ha referido hoy a la decisión del Tribunal Constitucional de levantar la suspensión del catálogo de medicamentos de Galicia. Tras manifestar su “respeto” por un auto en el que los magistrados “no se han pronunciado sobre el fondo de la cuestión”, Marisol Pérez ha señalado que “lo importante es que el gobierno del PP sea consecuente y no discrimine a los gallegos aplicando un catálogo que genera desigualdades frente al resto de los españoles, privándoles y excluyéndoles de poder acceder a 427 medicamentos”.

En ese sentido, la dirigente socialista ha recordado que el Gobierno de España ya ha puesto en marcha medidas que no perjudican a los ciudadanos y que ayudan a las CC.AA. a contener el gasto farmacéutico, con las que se ha conseguido bajar la facturación año tras año -un 9% menos con respecto a mayo de 2010- y que, en el caso de Galicia, suponen un ahorro de 411 millones de €.

Sólo con las medidas tomadas en 2010 por el Gobierno de España se está consiguiendo un ahorro estructural de 4.500 millones de € a las CC.AA., contribuyendo a la sostenibilidad del SNS y favoreciendo el uso racional de los medicamentos, añadió Pérez Domínguez. Además, en los tres meses que ha estado suspendido el catálogo, Galicia ha ahorrado 32 millones de € gracias a la medida impulsada por el Ministerio de Sanidad sobre el Sistema de Precios de Referencias, siendo ésta una cantidad mayor de la prevista por el PP con su catálogo.

En relación a la petición de dimisión que el portavoz del PP en Galicia ha dirigido a la Ministra de Sanidad, Marisol Pérez ha asegurado que “se equivoca en el tiro”, ya que “a quien tiene que pedir la dimisión es a la consejera de Sanidad, Pilar Farjas y al presidente, Alberto Núñez-Feijóo, porque con sus decisiones generan desigualdades y privan a los gallegos de sus derechos”.

Finalmente, la Secretaria de Bienestar Social ha insistido en pedir al PP “responsabilidad”. Que trabaje “por el bien de los gallegos” para que “tengan los mismo derechos que el resto de los españoles” y “no tome medidas unilaterales que invaden competencias y hacen peligrar la equidad del sistema sanitario”, porque con ello “lo único que consiguen es generar desigualdades en las prestaciones sanitarias, provocar perjuicios en la salud de los ciudadanos y no mayor ahorro como demuestran los datos”.