Madina acusa al Gobierno de "intentona antidemocrática" por contener la protesta con una ley de "represión ciudadana"

El portavoz socialista acusa al Gobierno de "destilar miedo" y "pretender la socialización de su miedo" para "contener las protestas que provocan sus políticas"

El secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, Eduardo Madina, ha acusado hoy al Gobierno del PP de “intentona antidemocrática” por querer “legislar una contención de la protesta y una limitación de los derechos constitucionales”, a través de la anunciada futura Ley de Seguridad Ciudadana.

Para Eduardo Madina, con esta ley de “represión ciudadana”, el Gobierno está intentando “revertir elementos nucleares de la Constitución” y le ha acusado de “destilar miedo” y “pretender la socialización de su miedo”.

“Viven en un universo de miedo, producen miedo y pretenden socializar en esta ley su propio miedo. Tienen miedo de las políticas que aplican y de no saber controlar la protesta que éstas provocan.Tienen miedo a la libertad de expresión, de reunión, de manifestación y a la libertad de información”, ha asegurado.

“Bastará un sólo milímetro de retroceso en materia de obligaciones y derechos de los ciudadanos para que desencadenen la mayor ola de protestas sociales de toda nuestra historia democrática”, ha advertido al Ministro de Interior.

El dirigente socialista ha acusado al Gobierno de “estar convirtiéndose en un peligro para la democracia y le ha advertido que si se aprueba “nos va a tener completamente enfrente”.

“Saldremos a la calle para decirles que no y para defender la democracia frente a su intentona antidemocrática”, ha insistido Madina, que ha interpelado hoy en la sesión de control del Congreso al Ministro de Interior sobre los propósitos del Gobierno con la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana.

Madina ha anunciado que si la ley se aprueba, el PSOE acudirá al Tribunal Constitucional y que será derogada cuando vuelva al Gobierno.

En su opinión, el Gobierno juega con “cosas muy serias” a las que el Ministro en su intervención ha demostrado que no respeta. “Con esta reforma acaba de firmar su derrota. Está derrotado”, le ha espetado.