Manuel de la Rocha Vázquez: “Frente a la propaganda del gobierno, el FMI le recuerda que el desempleo en España sigue siendo dolorosamente alto, los problemas profundos y se mantienen las vulnerabilidades¨

Señala que el FMI confunde “reformas con recortes y se olvida de cualquier consideración de equidad o justicia social en la salida de la crisis”.

El secretario de Economía, Manuel de la Rocha Vázquez, ha asegurado que si algo queda claro en el avance del informe económico anual del FMI sobre España es que este organismo “cuestiona la euforia del gobierno de que la crisis es historia”. “Frente a la propaganda del ejecutivo de Mariano Rajoy, el FMI le recuerda que el desempleo en España sigue siendo dolorosamente alto, los problemas profundos y se mantienen las vulnerabilidades”.

 

El responsable socialista en Economía ha señalado que el informe del FMI recoge que la economía española crece favorecida “por el viento a favor internacional” – como la caída en el precio de petróleo y la política monetaria- pero “en el momento en el que este deje de soplar” la economía española puede entrar en dificultades. También ha destacado que la preocupación del FMI por nuestra deuda pública elevadísima, que con el gobierno del PP se ha disparado hasta el 100% del PIB, es compartida por los socialistas.

 

Sobre el informe, de la Rocha Vázquez ha coincidido en la necesidad de hacer reformas para aumentar el crecimiento potencial de la economía, pero ha criticado que el FMI confunda “reformas con recortes y se olvide de cualquier consideración de equidad o justicia social en la salida de la crisis”. “No deja de sorprender que el FMI no haga ni una sola referencia al incremento increíble de la desigualdad o de la pobreza infantil, cuando sabemos que somos el segundo país de Europa con mayores tasas de pobreza infantil tras Rumania”, destaca de la Rocha Vázquez. “Tampoco dice nada de la necesidad de mejorar nuestro capital humano y garantizar la igualdad de oportunidades para todos, a través de los pilares del Estado del Bienestar como la  educación y la sanidad, que solo menciona para hablar de copagos”.

 

Para el dirigente socialista, el FMI incide acertadamente en algunos aspectos que como la necesidad de aumentar el tamaño de nuestras empresas o de elevar los ingresos públicos. Sin embargo, subir el IVA de los productos de primera necesidad no es la mejor solución, ni la más equitativa. “El PSOE  apuesta por una reforma fiscal con la que paguen más los que más tienen, los que nunca han pagado y las grandes empresas”.

 

En el apartado relativo a la precariedad laboral, los socialistas “apostamos por recuperar el equilibrio en la negociación colectiva y en un nuevo estatuto de los Trabajadores, y no en  la solución que el FMI plantea, un contrato único. Asimismo, coincidimos con el Fondo en que se necesita un nuevo sistema de financiación autonómico, pero no pensamos que el problema de la financiación autonómica se pueda resolver reduciendo el gasto en educación o sanitario, que ya ha sufrido bastantes recortes”.