MANUEL ESCUDERO denuncia que “el Gobierno no tiene ningún plan para hacer frente a la situación de emergencia social que vive nuestro país con la pobreza”

Recuerda que el PSOE defiende un ingreso mínimo vital “que no supone en absoluto la quiebra de la Hacienda, tiene un coste limitado” y que significaría una “solución inmediata contra la pobreza extrema, ya que beneficiaría a más de 2 millones de personas”

El secretario Política Económica y Empleo del PSOE, Manuel Escudero, tildó hoy de “irresponsables y alarmistas” las declaraciones del secretario de estado de Presupuestos, Alberto Nadal, en las que afirmaba que la implantación de una renta mínima, tal y como se plantea en la proposición de Ley que se debate en el Congreso a raíz de la Iniciativa Legislativa Popular promovida por UGT y CCOO, provocaría la quiebra de la Hacienda pública y pondría en peligro el sistema de bienestar. Escudero aseguró que estas palabras “ponen de manifiesto que el Gobierno ni tiene ni le preocupa tener ningún plan para hacer frente a la situación de pobreza que aún se vive en nuestro país en el cuarto año de recuperación económica”.

 

A juicio de Escudero, “no basta con criticar la iniciativa de renta básica que han presentado los sindicatos; si realmente fuera inviable, la obligación que tiene el Gobierno es la de presentar una alternativa, porque la situación que se está viviendo es de emergencia social, como bien ha señalado la Comisión Europea hace sólo unos días”.

 

El dirigente socialista apuntó que “existen fórmulas para garantizar una transferencia de renta estatal a aquellos ciudadanos que están por debajo de un nivel mínimo de ingresos”. En este sentido, recordó que “el PSOE defiende fórmulas que avanzan en el sentido de la propuesta de los sindicatos (como el ingreso mínimo vital, o a través de un impuesto negativo sobre la renta).

 

Escudero explicó que “el coste estimado en una primera fase se situaría en el entorno de los 2.400 millones de euros y en su implantación completa en torno a los 5.500 millones de euros, una cifra importante, pero que es asumible en el contexto de una reforma fiscal posible que no afecte a las clases medias y trabajadoras y que presentaremos a comienzos de 2018 en nuestra propuesta presupuestaria alternativa”.

 

“Frente al alarmismo irresponsable de Nadal, existen alternativas que no suponen en absoluto la quiebra de la Hacienda, que tienen un coste limitado y que sin embargo tienen un gran efecto redistributivo. El PSOE lo tiene claro y va a seguir trabajando en esta dirección”, sentenció.