Mar Villafranca condena que Wert esté más preocupado por satisfacer a la "derecha más radical" que en velar por los intereses generales y por la enseñanza pública

La Secretaria de Educación critica que al ministro no le preocupe "una enseñanza moderna con una educación en y para la igualdad como una de sus premisas indispensables"_x000D_

La Secretaria de Educación de la Ejecutiva Federal del PSOE, Mar Villafranca, ha calificado la defensa que el ministro José Ignacio Wert ha hecho de los colegios que separan a niños y niñas de “muestra de la deriva involucionista” de la política educativa del Gobierno. El titular del ramo se alineó ayer con estos centros después de conocerse dos sentencias del Tribunal Supremo en las que se niega el derecho de este tipo de centros a recibir fondos públicos y que avala las decisiones de los gobiernos de Cantabria y Andalucía al respecto.

Villafranca critica que el ministro “esté más ocupado en satisfacer los valores” de la “derecha más radical” en lugar de preocuparse por el interés general y de “velar por la enseñanza moderna en la que la propia convivencia es parte del aprendizaje en igualdad y para ella como una de sus premisas indispensables.

“Asistimos a una nueva regresión, un nuevo paso atrás del Gobierno, que no solo está recortando el propio derecho a la educación, sino que además aplica los criterios más regresivos en lo que deben ser los valores y principios rectores como la coeducación de todos los alumnos. La igualdad y el derecho de todos los niños a crecer y convivir juntos debe ser un principio común, y con este Gobierno no está garantizado”, ha señalado Villafranca. “Estamos hondamente preocupados porque un ministro de Educación no vea discriminatorias estas prácticas educativas”, concluye la política socialista.