MARIO JIMÉNEZ asegura que la dimisión “tarde, mal y a rastras” del presidente de Murcia demuestra que “Rajoy sigue sin tener el más mínimo compromiso con la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción”

Denuncia que Ciudadanos, “que dijo que venía a cambiar las cosas, cuando ha tenido la oportunidad de hacerlo ha demostrado una escasísima capacidad de reflejos y una actitud de resistencia a provocar el cambio político que la inmensa mayoría de los murcianos estaba esperando”

.- El portavoz de la Comisión Gestora del PSOE, Mario Jiménez, aseguró hoy que la dimisión del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha llegado “tarde, mal y a rastras”, lo que “demuestra, de nuevo, la escasísima capacidad de respuesta del PP ante la corrupción”.

 

Durante su intervención ante el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, Jiménez subrayó que, tras la dimisión de Sánchez, “vamos a un escenario diferente”, pero “todo este proceso ha servido para situar muy claramente ante los ciudadanos de Murcia qué posición tenemos cada uno en la lucha contra la corrupción y en defensa de la regeneración democrática”. Así, remarcó que “en el PP de Rajoy no ha cambiado absolutamente nada; se demuestra que Mariano Rajoy sigue sin tener el más mínimo compromiso con la regeneración democrática y con la lucha contra la corrupción”.

 

Respecto a Ciudadanos, el portavoz socialista apuntó que el tema de Murcia también “ha situado ante el espejo de la opinión pública a algunos partidos que se presentaron con la divisa de que venían a cambiar las cosas y que cuando han tenido la oportunidad de hacerlo han demostrado una escasísima capacidad de reflejos y una actitud de resistencia a provocar el cambio político que la inmensa mayoría de los murcianos estaba esperando”.

 

Frente ello, reconoció el trabajo que ha hecho el PSOE en Murcia, que “ha dado un paso la frente en nombre de la política y de la regeneración democrática para plantear una alternativa de cambio a lo que representa el PP en esa CCAA”, así como el papel que ha jugado su secretario general, Rafael González Tovar, que ha sabido “interpretar mejor que nadie lo que estaba demandando la ciudadanía y se ha puesto al frente de la limpieza, el cambio y la regeneración”.

 

En definitiva, Jiménez se lamentó de que “haya existido una oportunidad cierta de poder cambiar las cosas en Murcia, que no se ha llevado a efecto”.