Mario Jiménez: "El PSOE está utilizando su capacidad de diálogo y su iniciativa para desmontar el terrible edificio de pérdida de derechos que había construido el Gobierno del PP, como nos comprometimos con el partido y con la sociedad"

Subraya que "en dos meses de legislatura hemos conseguido cambiar las expectativas de los jóvenes españoles con dos medidas muy importantes: la derogación de la LOMCE que acaba con las reválidas y la subida del Salario Mínimo Interprofesional en un 8%"

13/12/2016

El portavoz de la Comisión Gestora, Mario Jiménez, subrayó hoy que el PSOE está utilizando en esta legislatura su capacidad de diálogo y su iniciativa para “desmontar el terrible edificio de pérdida de derechos que había construido el Gobierno del PP” y para “ir sentando las bases de cambio en cuestiones económicas, sociales y de derechos civiles”.

“Nuestra tarea de oposición tiene resultados prácticos” como estanos viendo, y “de manera inmediata”, señalo Jiménez, que puso como ejemplo la subida del salario mínimo interprofesional, la derogación de la LOMCE, la iniciativa que hoy aprueba el Congreso para derogar la reforma laboral, o los pasos que se darán contra la Ley Mordaza. En definitiva, “estamos haciendo realidad aquello con lo que nos comprometimos con nuestro partido y con la sociedad española”, dijo.

Mario Jiménez hacía estas declaraciones al término de la reunión que ha mantenido esta mañana en Ferraz con la dirección de JSE, para “coordinar, compartir y definir la estrategia conjunta” de ambas organizaciones en “la tarea política” que tiene por delante el Partido Socialista.

Como señaló el responsable de Organización y portavoz de la Comisión Gestora, “nos preocupan especialmente las expectativas de presente y de futuro de los jóvenes españoles” y “en nuestras iniciativas siempre tenemos en cuenta su mejora, porque detrás está el futuro de España”. Así, recordó que “en dos meses de legislatura desde el PSOE hemos conseguido cambiar las expectativas de los jóvenes españoles en dos cosas muy importantes: la derogación de la LOMCE, que ya hoy forma parte del pasado, pues se han detenido sus efectos más perniciosos de segregación” al acabar con las reválidas. Y la subida del Salario Mínimo Interprofesional, que se incrementará el año próximo en un 8%, “cuatro veces más de lo que lo hizo en la pasada legislatura del PP”, gracias al trabajo realizado por los socialistas “en una negociación muy dura”, que tendrá en los jóvenes a uno de sus principales beneficiarios.

Jiménez resaltó la “trascendencia” de esa subida del 8% del SMI, “que es real a partir del 1 de enero” en la nómina de los trabajadores, teniendo en cuenta que hoy hemos conocido la subida del IPC del 0,7%. En su opinión, esta subida del SMI “va a mejorar también la demanda interna” y “la capacidad de recaudación de la Seguridad Social en más de 300 millones de euros”, según los cálculos del PSOE.

En materia laboral, Jiménez explicó que el PSOE va apoyar las movilizaciones convocadas por los sindicatos UGT y CC.OO. los próximos días 15 y 18, “porque compartimos con ellos la necesidad de trabajar en la derogación de los elementos más perniciosos de la reforma laboral”. “Hay que recuperar la capacidad negociadora de los trabajadores a través de la negociación colectiva, hay que mejorar las condiciones laborales acabando con la precariedad y tienen que subir los salarios”, añadió.

Proceso congresual del PSOE

Preguntado por las plataformas que están creando militantes socialistas para pedir un Congreso ya, Jiménez no ha querido valorar algo que “forma parte de sus derechos”, aunque si ha querido hacer un llamamiento a la militancia “al trabajo en la defensa de las medidas e iniciativas políticas que está tomado el PSOE para cambiar la agenda de este país”. “Creemos que esa es la línea en la que tienen que estar el partido en estos momentos” y “la cuestión de celebrar el Congreso unas semanas antes o después, es menos trascendente que hacerlo bien”. Además, “tratándose de un Congreso ordinario” exige previamente y como siempre “un gran debate, tranquilo, sereno y muy participativo, para conformar una ponencia política”. “Merece la pena que todo el partido haga ese proceso de reflexión sobre nuestro proyecto”, añadió.

Explicó que, “cuando se convoque el Congreso, el partido llevará una ponencia política muy potente, fruto de ese proceso de reflexión, y los militantes acudirán a sus agrupaciones para, con voto individual y secreto, emitir su parecer sobre quién cree que debe ser el próximo secretario o secretaria general”.

Para abrir todo el proceso, los socialistas celebrarán un Comité Federal en los primeros días hábiles de enero en el que “se definirá la agenda política de nuestra organización para los próximos meses” y se marquen “los hitos de la reflexión”, para en un Comité posterior ser convocado el Congreso. “La agenda interna es muy importante, pero la agenda política y de la ciudadanía es la más importante; y debería serlo para todos en nuestra organización”, insistió Jiménez.