MARIO JIMÉNEZ ve al PP anclado en el “inmovilismo” y a Podemos más “radical” frente a un PSOE que hará su proyecto de izquierda con la gente sensata y moderada, y trabajando en las instituciones

El portavoz y responsable de Organización de la Comisión Gestora, Mario Jiménez, ha valorado esta mañana -en una entrevista en Onda Cero- los congresos que PP y Podemos han celebrado esta fin de semana.

 

A su juicio, el congreso del Partido Popular ha estado “marcado por el inmovilismo” y ha servido para ver que esta formación “no tiene un proyecto político ni para España, ni para su propia regeneración como partido”.

 

“Apostar por la continuidad” como hace el PP, es –para Mario Jiménez- hacerlo “por las malas políticas que ha habido estos años” y “por comportamientos no precisamente honestos”. Y es que “el PP está cautivo de la biografía de Mariano Rajoy, de su trayecto y ha decidido que no va a dar ningún paso hacia el futuro, sino más bien a consolidar su estrategia de pasado”; de ahí que se mantengan las mismas personas en su dirección “que se rigen como guardianes, no vaya a ser que alguien pretenda dar un paso en otra dirección”.

 

“En Podemos ha ganado el pablismo-leninismo”

 

Respecto al Congreso de Podemos, Jiménez lamentó que “en Vistalegre II haya ganado el pablismo-leninismo, un giro hacia la extrema izquierda, ya que las Juventudes Comunistas han tomado de una manera clarísima Podemos”. A su juicio, “ha habido una apuesta por la radicalidad, se han roto todos los puentes con el centro izquierda y con el trabajo en las instituciones, por lo que va a ser muy difícil poder trabajar juntos”.

 

En definitiva, subrayó que “el proyecto que ha sido ratificado de manera abrumadora en Vistalegre es el proyecto de la radicalidad, el alejamiento de las posiciones de trabajo más institucionales y de la posibilidad de encontrarse en las instituciones para sacar adelante un proyecto de progreso”.

 

Jiménez se lamentó de esta situación, porque “creemos que había una oportunidad para haber definido un espacio común y en Vistalegre eso ha volado”, ya que “Podemos ha pasado de la pubertad política a la vejez sin haber sido nunca un partido maduro”.

 

A juicio del portavoz socialista, “de nuevo se impone esa extraña lógica que enseñó Anguita, al que Pablo Iglesias ha vendido su alma, por la cual lo mejor para una parte de la izquierda es que otra izquierda  no gobierne, y por la cual una izquierda radical termina convirtiéndose en el principal aliado de la derecha en nuestro país”. “Al final, Podemos ha hecho un viaje de la Puerta del Sol a Marinaleda, un viaje a ninguna parte que lo único que va a provocar es división en la izquierda y un alejamiento de una parte muy importante de la sociedad”.

 

Frente a ello, destacó que “el PSOE quiere dirigirse a una parte de la sociedad progresista de España, y llamar a la gente sensata y moderada a que nos ayude a construir un nuevo proyecto político desde la izquierda, pero con un planteamiento claro de trabajo en las instituciones y de cambiar las cosas a mejor, pero sin alterar la convivencia”.