Marisol Pérez apela a la "responsabilidad" de los profesionales de la Sanidad, que "son el mejor activo de nuestro sistema sanitario público"

Asegura que las medidas de ajuste del gasto son "necesarias para garantizar nuestro estado de Bienestar" y para que la Sanidad pública siga funcionando "con calidad, con eficacia y con efectividad"

La Secretaria de Bienestar Social del PSOE, Marisol Pérez, subrayó hoy que las medidas de ajuste aprobadas por el Gobierno en el ámbito sanitario son “necesarias para asegurar la recuperación y garantizar nuestro Estado de Bienestar y para que nuestro sistema sanitario público siga funcionando con calidad, con eficacia y con efectividad”.

Pérez apeló a la “responsabilidad”, constatada en tantas ocasiones, de los profesionales sanitarios, ante la convocatoria de la concentración anunciada por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos para el próximo 26 de junio ante el Ministerio de Sanidad y Política Social en protesta por los recortes salariales. “Tienen derecho a manifestarse y a no estar de acuerdo con las medidas puestas en marcha por el Gobierno”, aunque también insistió en que todas ellas son “medidas necesarias, razonables e imprescindibles para reducir el déficit y consolidar la recuperación económica”, dijo.

En este sentido, la dirigente del PSOE insistió en la necesidad de mantener un “criterio de austeridad” en un momento de crisis económica como éste. “Apelamos a la responsabilidad de los profesionales, que son el mejor activo de nuestro sistema sanitario público, y cuyo papel es esencial en su desarrollo”.

Marisol Pérez transmitió también un mensaje de tranquilidad a profesionales y ciudadanos, ya que las medidas adoptadas por el Ejecutivo “no van a afectar, en ningún momento, a las prestaciones sanitarias que reciben los ciudadanos, sino que, además de suponer un ahorro en el gasto sanitario, tienen como objetivo una mayor calidad y equidad en las prestaciones y una mayor cohesión”.

En este sentido, la dirigente socialista recordó que el Ministerio de Sanidad y las CCAA alcanzaron el pasado mes de marzo unos acuerdos de “gran trascendencia”: no sólo la contención del gasto farmacéutico, sino también un calendario vacunal único para todo el territorio, desarrollar una norma común sobre tiempos máximos de espera, una central de compras o una estrategia de atención de crónicos, entre otras medidas.