Marisol Pérez asegura que la Ley de muerte digna "excluye" la eutanasia

La responsable de Bienestar Social reitera que la norma crea nuevos derechos, como el derecho a respetar la voluntad del paciente en el proceso final o el derecho a estar acompañado en ese momento por familiares y amigos, entre otros

La secretaria de Bienestar Social del PSOE, Marisol Pérez, afirmó este jueves que el proyecto

de Ley Reguladora de los Derechos de la Persona ante el Proceso Final de la Vida (llamada ley de muerte digna) "excluye de manera explícita la eutanasia".

De esta forma, Pérez, en declaraciones a Servimedia, respondió a la Conferencia Episcopal Española, cuya Comisión Permanente señaló el miércoles que la ley "podría suponer una legalización encubierta de prácticas eutanásicas".

"La Conferencia Episcopal puede tener la posición que considere oportuna. Lo que sorprende es que hace unas semanas su máximo responsable, (Antonio María) Rouco Varela, dijera que esta ley no era una ley de eutanasia y ahora dicen lo contrario", apuntó.

Pérez aseguró que la norma "ni regula ni despenaliza la eutanasia" y que "crea nuevos derechos", como "el derecho a respetar la voluntad del paciente en el proceso final, el derecho a la

intimidad para pasar esos últimos momentos en una habitación individual y el derecho a estar acompañado en ese momento por familiares y amigos".

"Es una ley muy clara que protege como primer derecho la seguridad jurídica de los profesionales (sanitarios) y asegura calidad y derechos en el proceso final de la vida en todo el territorio de

España y, además, con equidad", señaló.

Pérez subrayó que la norma aprobada por el Gobierno "cuenta un amplísimo respaldo social y entre los profesionales también". Además, recordó a los obispos que "las leyes se hacen en el

Parlamento" y que el texto recoge una "expresión tan clara" de la eutanasia "que ni siquiera cabe la objeción de conciencia".