Marisol Pérez denuncia la “reducción de derechos del Estado de Bienestar” que supone la propuesta de Valcárcel e insta a Rajoy a que aclare si la apoya

Recuerda que “los ciudadanos ya pagan por la sanidad y la educación a través de sus impuestos”

 La Secretaria de Bienestar Social del PSOE, Marisol Pérez, ha pedido a Rajoy que diga si está o no de acuerdo con la propuesta del presidente de Murcia, el popular Ramón Luis Valcárcel, quien esta mañana abogó por el copago en materia de Sanidad y Educación. La responsable socialista ha denunciado esta “nueva declaración de medidas conservadoras y de reducción de derechos del Estado de Bienestar” formulada por el alto dirigente del PP, que –a su juicio- “pone en cuestión unos derechos que hemos conseguido en estos últimos años con el esfuerzo de todos los ciudadanos, para paliar las carencias y desigualdades económicas”.

Marisol Pérez ha pedido al PP y a Rajoy que “dejen de engañarnos” y “aclaren y expliquen a todos los ciudadanos cuál es su programa en políticas de bienestar”, porque “por un lado van de defensores del Estado de Bienestar y por otro nos sorprenden con la defensa de medidas totalmente en contra”. “Que digan también si su modelo sigue siendo el de Cameron en Reino Unido, que está reduciendo los derechos sobre el Estado de Bienestar”, añadió.

“Quiero recordarle al señor Valcárcel que los ciudadanos ya pagan por la sanidad y la educación a través de sus impuestos, así como también por los medicamentos –el 40%-“, afirmó la responsable de Bienestar Social, para quien “el gran riesgo del copago que anuncia el PP es que extendería la desigualdad entre los ciudadanos”.

Marisol Pérez ha insistido en que el PSOE no considera adecuado implantar esta medida porque generaría desigualdades en salud y rompería la equidad afectando especialmente a las capas de población con más necesidades (ancianos, enfermos crónicos…) que son los que más usan los servicios de salud. “Poner barreras de acceso mediante precio a los ciudadanos tiene el riesgo de disuadir a los usuarios y expulsar del sistema a quienes más necesitan los servicios sanitarios”, en definitiva, “puede afectar a la salud de las personas”.

Para la responsable socialista “hay muchas otras medidas que se pueden tomar antes de recurrir al copago y, de hecho, el Gobierno está trabajando en ellas en colaboración con las Comunidades Autónomas”.

Finalmente, Pérez ha querido subrayar que “el Estado de Bienestar refuerza y da sentido a la sociedad democrática” y que “no hay gasto más productivo que el que se destina a sanidad y a educación”.