Matilde Valentín asegura que el PSOE y el Gobierno "están comprometidos y trabajan en la creación de una especialidad de urgencias"

Lamenta la situación de las urgencias en Madrid, “fruto del deterioro provocado por el Gobierno de Esperanza Aguirre”

La Secretaria de Bienestar Social del PSOE, Matilde Valentín, ha mostrado su satisfacción por la reunión mantenida ayer entre representantes del Ministerio de Sanidad y Consumo y la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), donde quedó clara y definida la posición del Ministerio y del PSOE ante la especialidad. Valentín ha asegurado que “el PSOE y el Gobierno están comprometidos y trabajan en la creación de una especialidad de urgencias, y lo seguirán haciendo en la próxima legislatura”.

Matilde Valentín ha recordado que, en la anterior legislatura, el PSOE presentó una iniciativa sobre la necesidad de crear esta especialidad, “algo a lo que se negó el entonces Gobierno del PP”. En esta legislatura, los socialistas han vuelto a plantear este asunto a través de una Proposición no de Ley instando al gobierno a crear dicha especialidad mediante un sistema de formación troncal, que fue aprobada por unanimidad. “El Gobierno y el PSOE cumplen con el compromiso adquirido en el Congreso de los Diputados”, ha insistido.

En relación a las declaraciones realizadas por SEMES sobre la falta de profesionales, Matilde Valentín considera que la situación que actualmente estamos sufriendo en el sistema sanitario público se debe a la “falta de previsión en la formación de médicos” durante los gobiernos del PP. “La formación de médicos no se improvisa y gran parte de la responsabilidad de la situación que vive la sanidad pública la tiene el PP, porque en su etapa de Gobierno no planificó con antelación suficiente las plazas de especialistas”, ha afirmado.



Por último, Valentín lamenta la situación que se está viviendo en las urgencias de los hospitales madrileños, fruto de la “incompetencia del Gobierno de Esperanza Aguirre y del deterioro que está provocando la falta de inversión que priva a los madrileños de un servicio sanitario de calidad”. “Pero sí se preocupan de tomar medidas para favorecer su privatización”, ha añadido.