Morán (PSOE) denuncia mordazas a los científicos en el debate medioambiental

Acusa al Gobierno de "falta de valentía" para explicar la razón de su reforma de la Ley de Costas_x000D_

El secretario federal de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del PSOE, Hugo Morán, ha denunciado que "se ha amordazado" a la comunidad científica a la hora de hacer una legislación ambiental y ha acusado al Gobierno de "falta de valentía" para explicar la razón de su reforma de la Ley de Costas.

Así lo ha juzgado en una entrevista con Efeverde en la que ha sostenido que se ha devaluado el debate parlamentario "hasta límites de degradación" y que la postura de Canarias contra las perforaciones petrolíferas es la punta del iceberg de un debate que se abre paso en la sociedad.

También ha defendido que no sería razonable pensar en una Constitución del siglo XXI que no incorporase los derechos ambientales, las garantías de la titularidad de los bienes públicos, el empoderamiento de la ciudadanía en relación con esos bienes públicos: "En definitiva, la garantía de que ningún Gobierno por mucha mayoría absoluta que tenga respaldándole pueda disponer sin límite alguno de esos bienes públicos".

Sobre Canarias y su oposición a las prospecciones petrolíferas de Repsol bajo las aguas cercanas a Lanzarote y Fuerteventura, Morán ha sostenido que es probablemente la "punta del iceberg" de un debate que se abre paso en la sociedad, en relación hacia dónde queremos ir y "qué queremos ser de mayores, fundamentalmente en materia energética".

En su opinión, el agotamiento de los recursos acaba generando crisis, y "es cierto que hasta ahora el elemento clásico de respuesta en los países desarrollados, ha sido que cuando se produce un agotamiento de los recursos que se utilizaban para la estrategia económica del país, pues se buscaban en otro sitio", pero eso se está acabando. Para Morán, los derechos ambientales lo son en tanto en cuanto existe el recurso natural que los sustenta "y si desaparece el bien público el derecho es mera retórica". En este sentido ha puesto como ejemplo la reforma de la Ley de Costas y defiende que esa norma debería sustentarse sobre un concepto constitucionalmente consagrado como es el dominio público marítimo terrestre.

"Pero si mediante un proceso legislativo das carta de naturaleza a la privatización de ese espacio, a su invasión a su desnaturalización, el derecho muere con el propio espacio, ya no será posible rescatarlo, aunque vuelvas a modificar la Ley de Costas". Así ha criticado el fondo pero también la forma de la reforma de esta norma llevada a cabo por el Gobierno del PP, porque ha argumentado "si uno está convencido de que su modelo es el mejor para la sociedad lo pone sobre lo mesa lo defiende y lo lleva a término si la mayoría de los ciudadanos lo respaldan". Pero a su juicio pierde su valor a partir del momento en el cual uno empieza a ocultar detrás de un discurso, "de una retórica falsa los verdaderos objetivos, uno no puede poner el título de sostenible a la nueva Ley de Costas porque no lo es".

"Diga usted oiga vamos a hacer una Ley de Costas al servicio de la economía, porque creemos que lo mejor para este país", pues bueno y si la mayoría de los ciudadanos entiende que hay que sacrificar los valores naturales de la costa en beneficio del crecimiento, es un modelo, pero claro para eso hay que salir con valentía y ...