Moscoso del Prado defiende en México una organización eficaz a escala mundial para recuperar el control de la política sobre la economía

Señala la responsabilidad fiscal, la lucha contra la corrupción y el combate contra la desigualdad y a favor de la dignidad del trabajo, como los 3 ejes que deben marcar la agenda de la izquierda

El Secretario para  la UE, Juan Moscoso del Prado, está participando, en representación del PSOE, en el Consejo de la Internacional Socialista que se está celebrando en Ciudad de México, y en el que participan delegaciones de 65 países.

 

Juan Moscoso del Prado ha intervenido en el plenario del Consejo, donde ha reivindicado “una organización global eficaz para que la política recupere el control de la economía, lo que representa la aspiración de los ciudadanos progresistas en todo el mundo”.

 

El dirigente socialista ha defendido también la necesidad de seguir exigiendo desde la Internacional Socialista una profunda renovación de la estructura política internacional ante la crisis económica y social. "Hacen falta respuestas comunes y contundentes para hacer frente a las consecuencias que están generando las tesis conservadoras”, ha asegurado durante su intervención.

 

Así, ha propuesto, que la izquierda y la socialdemocracia se organicen a escala global, de manera abierta, sin requisitos ni burocracias si realmente se pretende recuperar el control de la política sobre la economía y luchar por un mundo con menos desigualdad.

 

Para ello, ha marcado tres objetivos; en primer lugar, la máxima responsabilidad fiscal para garantizar la igualdad de oportunidades, la financiación de los servicios públicos fundamentales y la lucha contra la pobreza. En segundo término, exigir ejemplaridad pública y luchar implacablemente contra la corrupción. Y, por último, combatir la desigualdad y sacar adelante medidas para crear empleo y a favor de la dignidad del trabajo,  como, por ejemplo, recuperar la función a escala global que debe desempeñar la Organización Internacional del Trabajo (OIT), institución fundamental a la que más de treinta años de hegemonía neoliberal ha condenado a un injusto ostracismo.

 

En nombre del PSOE, Moscoso del Prado ha mantenido durante estos días contacto con los presidente del PRI y con el Presidente del PRD, los dos partidos mexicanos que forman parte de la Internacional y a ambos les ha explicado el proceso congresual y de elecciones internas que está viviendo el PSOE y la situación política española y europea. Asimismo, ha remarcado la importancia de reforzar los vínculos entre los socialistas europeos y latinoamericanos en un tiempo en el que las alianzas progresistas son más necesarias que nunca.

 

El dirigente del PSOE ha confiado en las posibilidades de los progresistas en América Latina, especialmente en México, donde dos grandes partidos, el PRI y el PRD, el primero de ellos en el gobierno, están intentando acuerdos para llevar a cabo reformas que mejoren la vida de millones de personas.