Narbona lamenta que el CSN hiciera un "traje a medida" del Gobierno para mantener abierta Garoña

Pide a los catalanes que no participen en el "simulacro" de referéndum para "no legitimar" una nueva frustración, que sería un "simple recuento" sin valor legal

02/08/2017

La presidenta del PSOE y exconsejera del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Cristina Narbona, lamentó este miércoles que este organismo hiciese en su momento un “traje a medida” del Gobierno
para mantener abierta la central nuclear de Garoña (Burgos).

Así se pronunció Narbona, en una entrevista en la Ser recogida por Servimedia, un día después de que el ministro de Energía, Álvaro Nadal, anunciara el cierre de Garoña seis meses después de que el CSN emitiera un informe que avalaba la reapertura de la central nuclear, informa Servimedia.

Narbona subrayó que Garoña había solicitado prolongar su vida hasta los 60 años, acusó al Gobierno de “modificar normas” para lograr este objetivo y reprochó al CSN que se “autoenmendara” en sus prácticas internas para hacer un “traje a medida” al Ejecutivo. También denunció que el Gobierno haya actuado sin auspiciar un debate político y social de “suficiente envergadura”, como, dijo, sí ha sucedido en otros países.

Se preguntó si Nadal considera al presidente de Francia, Emmanuel Macron, y a la canciller alemana, Angela Merkel, “ignorantes” o “irresponsables” por haber impulsado leyes para reducir y desmantelar la presencia de la energía nuclear en sus países.

Frente a la “defensa profundamente ideológica” que el Gobierno hace de la energía nuclear, Narbona insistió en la necesidad de poner en marcha un calendario que determine el cierre gradual de las
centrales nucleares.

CATALUÑA

Por otra parte, Narbona ha pedido este miércoles a los catalanes que no participen en el "simulacro" de referéndum que la Generalitat de Cataluña tiene previsto celebrar el próximo 1 de octubre para así "no
legitimar algo que crea frustración" debido a que tendrá "valor nulo", en declaraciones recogidas por Europa Press.

Sobre la decisión de Podemos Cataluña de apoyar la participación en la  iniciativa, la  socialista ha dicho esperar que la formación cambie su posición para "no legitimar" una iniciativa que solamente va a "acentuar la fractura" en la sociedad. En este sentido, ha avisado de que el referéndum va a ser un "simple recuento" que carecerá de "valor legal": "No es una consulta con garantías democráticas. Hay una ausencia total de garantías mínimas", ha argumentado.

Preguntada si tiene asumido que el 1 de octubre habrá urnas para poder votar, Narbona ha dicho que "es posible" que la Generalitat las coloque porque celebrar ese referéndum es lo que el Gobierno catalán es lo que quiere "por todos los medios". A su juicio, la votación "debería evitarse con la máxima prudencia",
pero "sin dejar de iniciar" un camino de diálogo con Cataluña: "La ley sin la política no va a resolver los problemas", ha subrayado.

Así, ha vuelto a pedir al Gobierno de Mariano Rajoy que, además de cumplir la ley, "tome iniciativas políticas". En esta línea, ha apuntado que el PSOE va a poner en marcha "todos los mecanismos" para poder abrir en septiembre un espacio de debate entre las fuerzas parlamentarias sobre el asunto catalán.

Narbona cree que, en el proceso de diálogo, "no se trata tanto de convencer" a los independentistas porque "seguramente no están dispuestos a escuchar argumento". A su juicio, hay que dirigirse a la población "catalanista" y convencerla de que el referéndum no tiene ningún "valor legal".

Además, ha tachado de "antidemocrática" la reforma del reglamento del Parlamento de Cataluña que permitiría aprobar por la vía urgente y sin debates las leyes de ruptura con España. Frente a esta "deriva", ha apuntado, el PSOE "insiste en la legalidad".

Según Narbona, el PSOE apoya el cumplimiento de la legalidad pero también pide "mesura y proporcionalidad". Así, ha incidido en la defensa de un único Estado español y una única soberanía, al mismo tiempo que ha abogado por una reforma constitucional en sentido federal que reconozca España como una 'nación de naciones'. "Varias comunidades autónomas se autodefinen como nacionalidades
históricas", ha añadido.