No se baja ninguna pensión

La mitad de los pensionistas recibirán una pensión más alta en 2011 y la otra mitad cobrará exactamente lo mismo que hoy

El Presidente del Gobierno anunció ayer en el Congreso de los Diputados un paquete de medidas para acelerar la reducción del déficit público, entre las que se encuentra la suspensión en 2011 de la revalorización de las pensiones, excepto las no contributivas y las mínimas.

Esta medida supondrá que en torno a la mitad de los pensionistas recibirán una pensión más alta en 2011 y que la otra mitad cobrará exactamente lo mismo que hoy. Por tanto, ninguna pensión bajará en nuestro país el próximo año y seguirán subiendo las pensiones mínimas y las no contributivas.

Se trata de que el poder adquisitivo que han ganado este año los pensionistas por encima de la inflación se consolide el año que viene cobrando lo mismo y, por otra parte, que los beneficiarios de pensiones mínimas y no contributivas cobren un poco más.

Hay que tener en cuenta que desde la llegada del PSOE al Gobierno en 2004 las pensiones se han incrementado un más de un 30% y que las pensiones mínimas con cónyuge a su cargo de más de 65 años han ganado 24 puntos de poder adquisitivo, frente a los 4 puntos que ganaron en los 8 años de gobierno del PP.