Óscar López: "A Rajoy le queda un año y, a lo mejor, la reforma de la Constitución hay que hacerla cuando ya no esté"

El Secretario General de los socialistas en el Senado destaca su respeto a las ideas de Podemos pero advierte de que "no es lo mismo ser crítico de cine que dirigir películas"

El Secretario General del PSOE en el Senado, Óscar López, ha intervenido esta mañana en el programa Los Desayunos de TVE y ha subrayado que “a Mariano Rajoy le queda un año en la Moncloa y, a lo mejor, la reforma de la Constitución hay que hacerla cuando ya no esté”.

 

López ha hecho hincapié en la propuesta de los socialistas de modificar la Carta Magna y ha asegurado que “llevamos años pidiendo lo mismo pero a Rajoy parece que le ha ido bien con su tancredismo, su parálisis permanente y su idea de dejar que todo pase y se arregle por sí solo. Sin embargo, en Cataluña no vale la misma receta. El Presidente tiene que sentarse y hablar, tiene que haber dialogo porque las cosas no se van a arreglar por sí solas”.

 

El senador por Castilla y León ha insistido en que el PSOE, desde la oposición, ha dado un paso hacia adelante y ha fijado su posición: “Tenemos un plan, queremos que se dialogue y se reforme la Constitución para seguir viviendo juntos”. En este punto, ha especulado con la idea de que la consulta del pasado 9 de noviembre se hubiera llevado a cabo con Zapatero en el Gobierno y ha asegurado que, seguramente, se hubiera afirmado que “España se rompía. Y eso que, con Rajoy, ha habido una declaración de soberanía y una votación en Cataluña”.

 

Óscar López ha explicado que el PSOE ha concretado, en gran parte, su propuesta reformista en base a un modelo federal y ha matizado que “Rajoy tiene pocas ganas de abordar esta cuestión”. “El hecho diferencial ya existe en Cataluña, que tiene una lengua propia y un derecho civil propio, y habrá que discutir el sistema de financiación. En España tenemos un régimen fiscal que ya presenta asimetrías. Tenemos un modelo que hay que renovar y negociar cada cinco años. Pretendemos que la Constitución establezca el marco de ese modelo, para que nadie toque la sanidad pública, apostando por un modelo federal cooperativo. Una reforma constitucional que apueste por una reforma del Senado, un blindaje del Estado Bienestar y un nuevo modelo territorial”.

 

También ha apuntado que la querella del Fiscal General del Estado contra la consulta soberanista no es la mejor solución porque no se puede resolver esta situación desde el ámbito judicial: “Es un problema político que se soluciona con política y con dialogo pero no en los tribunales. Hay que sentarse y llegar a acuerdos para seguir viviendo juntos”.

 

A continuación, tras aclarar que la España autonómica es asimétrica, ha recalcado que Rodríguez Zapatero hizo un buen intento de canalizar esa aspiración identitaria en Cataluña con el Estatut y ha añadido que la sentencia del TC no fue buena para el fondo de la cuestión. “Hay una situación nueva en Cataluña, se ha aprobado una declaración de soberanía y se ha hecho un referéndum sui generis, por lo que habrá que sentarse a hablar. El PSOE lo intentó. Una parte no puede decidir sobre el todo, pero la solución no es el inmovilismo, sino dialogar. Si no hay dialogo y el Gobierno no se mueve de su negativa inicial y deja la responsabilidad a los tribunales, va a lograr que ERC consiga sus mejores resultados, como en tiempos de Aznar. La política de la derecha es una máquina de hacer nacionalistas”, ha apostillado.

 

              En relaci&oac...