Óscar López, al FMI: "Ya está bien de que los postulados neoliberales de la derecha apuesten por un modelo de recorte sobre recorte que no trae más que nuevos recortes, más sufrimiento y no recuperación económica"

Destaca que el pacto con el PP para el Consejo Europeo es "un acuerdo para que Europa cambie el rumbo" y confía en que se sumen más grupos

El Secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha criticado las conclusiones del último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre España, en el que pide abaratar costes laborales y reformar las pensiones. “Es todo lo contrario de lo que tenemos que hacer en Europa, que es apostar por el crecimiento y por la creación de empleo”, señaló el dirigente socialista. “Ya está bien de que los postulados neoliberales de la derecha apuesten por un modelo de recorte sobre el recorte, que no trae más que nuevos recortes, más sufrimiento y no recuperación económica”, concluyó López, que instó a Europa a “cambiar el rumbo”.

El próximo Consejo Europeo que se celebrará en Bruselas el 27 y 28 de junio es, según el número tres socialista, “una gran oportunidad” para retomar este camino. López recordó que los socialistas europeos van a exigir en esa cumbre “un cambio urgente ante una crisis que dura ya demasiado tiempo y afecta a demasiada gente con demasiada crudeza”. “Pedimos un cambio en Europa para que se pueda reequilibrar esa política de recorte sobre el recorte y empezar a apostar por políticas de crecimiento”, incidió el responsable de Organización en una rueda de prensa celebrada en Salamanca.

López recordó que el acuerdo alcanzado entre el PSOE y el PP de cara a la posición española en el Consejo -iniciativa “que está en el Congreso y a la que espero que sumen más grupos políticos”, según recalcó- reclama “una unión bancaria para que este país esté mejor defendido en su deuda, un Plan de Empleo, especialmente empleo joven y aboga también por relajar el objetivo de déficit y favorecer la financiación de las empresas, especialmente las pequeñas y medianas”. En definitiva, concluyó, es “un acuerdo para que Europa cambie el rumbo”.