Óscar López anuncia que los socialistas de toda Europa saldrán este martes a "rechazar las palabras de Cañete y a defender la igualdad de las mujeres"

Defiende la idea de una troika que vele por los objetivos sociales y no solo macroeconómicos

El Secretario de Organización y Coordinador de la campaña electoral, Óscar López, ha anunciado que mañana martes habrá una movilización de todos los partidos socialistas de la Unión para “rechazar las palabras de Cañete y defender la igualdad de las mujeres de España y de toda Europa”.

López ha efectuado este anuncio en el mitin de Torrent (Valencia) en el que intervino esta tarde junto al líder del PSPV-PSOE, Ximo Puig. Para López, decir que no “al machismo, la prepotencia y la soberbia” de Cañete y del PP es un motivo más para votar al PSOE ante unas palabras “que no se pueden consentir” y que ni Rajoy ni Cañete se han preocupado de rectificar.

El número tres del PSOE ha abogado en este encuentro con los militantes por una mayoría socialdemócrata que haga de la creación de empleo la prioridad, por delante de los objetivos macroeconómicos. En este campo, ha defendido la idea de Elena Valenciano de crear una troika que vele por los objetivos sociales. “No merece la pena una Europa en la que para que alcancemos un 3% de déficit en 2015, en España tenga que haber un 25% de paro; eso hay que cambiarlo pero ya”, ha proclamado.

El empleo y el crecimiento es para López el objetivo al que la UE debe encaminar todos sus esfuerzos, y para ello hace falta un cambio frente a las políticas que han practicado Merkel y la derecha europea.

López ha recordado que la unión de Europa y la socialdemocracia “son dos ideas que nacieron juntas” a principios de los años 50, para garantizar el estado social, las libertades, los derechos; objetivos, en suma, que deben ser prioritarios tras estas elecciones.

El dirigente socialista ha recordado que, ante quienes dicen que todos los partidos son iguales, hay diferencias notables. “No es lo mismo combatir los paraísos fiscales que tener cuentas en Suiza” o apostar por un plan de empleo juvenil de veinte mil millones de euros que no hacerlo.