Óscar López asegura que, "con casi 6 millones de parados, la única preocupación del PSOE es la gente y dar solución a este problema" que afecta a tantos en nuestro país

Asegura que "la credibilidad y la alternativa se recuperan poniendo encima el proyecto del Partido Socialista y dando respuestas a quienes lo está pasando tan mal"

El Secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha señalado hoy que “no se entendería que en una situación de crisis como la que actualmente vivimos, el Partido Socialista estuviera alejado del estado de ánimo de la gente” y que, por lo tanto, “en una España con casi 6 millones de parados y con casi uno de cada dos jóvenes en el paro, la única preocupación del Partido Socialista es la gente y dar solución a ese problema” que afecta a tantos en nuestro país.

En la clausura de la Escuela de Otoño que han celebrado las Juventudes Socialistas en Salamanca, López ha asegurado que, aunque “las dos palabras más repetidas hoy en día son: credibilidad y alternativa”, “ni la credibilidad ni la alternativa se recuperan criticando al Partido Popular” y sí “poniendo encima el proyecto del Partido Socialista y dando respuestas a la gente que lo está pasando tan mal en estos momentos. Esa es la realidad”.

También se ha referido el Secretario de Organización a quienes demandan que el PSOE haga “autocrítica” y ha subrayado que ésta “debe ir dirigida hacia fuera y hacia delante, y no hacia atrás y hacia dentro, igual que nuestro proyecto político, que también pusimos en marcha en el año 1982”.

Precisamente en el día en el que se cumplen los 30 años de la victoria electoral socialista del año 82, Óscar López ha recordado todos los grandes logros que han sido posibles en nuestro país gracias a los gobiernos socialistas y ha señalado que, aunque no fue fácil llevarlos a cabo, “lo hicimos porque conectamos con la mayoría social de los españoles, porque fuimos capaces de soñar un futuro diferente para nuestro país, porque fuimos capaces de romper esquemas dentro y fuera; también porque transformamos al Partido Socialista para transformar luego la sociedad y porque nos hicimos cargo del estado de ánimo de la gente”.

“Ahora que algunos quieren poner en riesgo” todos los derechos alcanzados, los socialista –ha dicho López- tienen que “defenderlos”, “luchar porque no se recorten” y evitar así que se quiebre la regla de oro según la cual toda generación debe vivir mejor que la anterior.

López ha insistido en que el proyecto socialista, además de basarse en la defensa del modelo social alcanzado en España, “tiene que dar una salida a la crisis”, que sea “justa, creíble, real, alternativa y socialista. En eso nos vamos a empeñar, esa es nuestra tarea y nuestra prioridad”, dijo López, que concluyó afirmando que “para todo eso hace falta ideas, gente y ganas, y tenemos las tres cosas”.