Óscar López destaca la mayoría "clara y suficiente" del PSOE y se muestra dispuesto al diálogo con otros partidos

“Lo importante es que se pueda llevar adelante el proyecto del Partido Socialista que tuvo más de once millones de votos, porque eso es lo que quiere la mayoría”

El secretario ejecutivo del PSOE y diputado electo, Óscar López, ha afirmado que el Partido Socialista, tras las elecciones del 9-M, cuenta con una mayoría “clara y suficiente” que le permite gobernar “con autonomía política” y llevar adelante el programa electoral con el que concurrieron a los comicios de marzo. Sin embargo, se ha mostrado dispuesto a hablar con las demás fuerzas políticas “porque hay tiempo” y buscar acuerdos que permitan una “estabilidad”.



“Lo importante es que se pueda llevar adelante el proyecto del Partido Socialista que tuvo más de once millones de votos, porque eso es lo que quiere la mayoría”, destaca López.



El dirigente socialista hacía estas declaraciones en una entrevista radiofónica, en la que también manifestó su confianza en que la próxima legislatura será “buena” porque hay un “buen programa” de gobierno, que mejorará la “calidad de vida” de los ciudadanos.



Además, López mostró su deseo de que el principal partido de la oposición no vuelva a usar ciertos temas en la confrontación política porque, en su opinión, de los resultados electorales puede extraerse una consecuencia clara: “la derrota de la estrategia de la crispación y del enfrentamiento permanente” que protagonizó el PP en la pasada legislatura. El responsable socialista aprovechó también para poner de manifiesto la incongruencia del PP, pues durante la campaña pidió la abstención del PSOE para una hipotética sesión de investidura de Rajoy y, sin ambargo, el diputado “de a pie” Zaplana ayer mismo anunció el voto en contra a la de Zapatero.



Preguntado por la posibilidad de llegar a acuerdos de gobierno con el PNV, López señalo que las primeras declaraciones de su representantes le parecían “interesantes” y fruto de la lógica reflexión, tras los resultados electorales. Sobre la posibilidad de reformar el Estatuto de Euskadi, el dirigente del PSOE afirmó que los socialistas vascos ya han señalado que “no está entre sus prioridades” en estos momentos pero que, en cualquier caso, tienen que darse dos condiciones, al igual que en el resto del país, “amplio consenso” y “constitucionalidad” de los contenidos, por eso “fue rechazado” el Plan Ibarretxe, señaló. Finalmente, sobre la consulta de Ibarretxe, López recordó que “desde hace tiempo” el PSOE decía que no se produciría porque “no se puede hacer” y los hechos lo están demostrando.