Óscar López espera que Rajoy y PP tengan "altura de miras" para combatir el paro

Recuerda que la propuesta de Rubalcaba es "muy importante" para alcanzar un "gran acuerdo nacional para combatir el principal problema de España"

El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, confía en que el presidente del Gobierno,

Mariano Rajoy, y el PP tengan "altura de miras" para iniciar un debate con partidos, sindicatos y empresarios con el objetivo de "combatir el paro", tras la propuesta planteada por Alfredo Pérez Rubalcaba.

López, que ha acudido a Ávila para visitar el hospital provincial y denunciar el cierre, desde el pasado verano, de algunas unidades, ha expresado su confianza en que el Gobierno "atienda la petición" del principal partido de la oposición, de manera que "pueda haber un diálogo en España" en torno al desempleo.

En su opinión, la propuesta de Pérez Rubalcaba es "muy importante" para alcanzar un "gran acuerdo nacional para combatir el principal problema de España".

En este sentido, ha recordado que entre las propuestas planteadas por el PSOE figuran desde las que pasan por facilitar liquidez a las pymes hasta las que buscan que los bancos que han recibido ayudas públicas "tengan que inyectar liquidez en el sistema productivo", pasando por exenciones fiscales para contratar.

"Se trata de un gran acuerdo entre todos para combatir el paro y espero que el PP y Rajoy tengan altura de miras y accedan a discutir con el resto de fuerzas políticas, sindicatos y empresarios para poder combatir el paro", ha comentado a los periodistas el número tres del PSOE.

Óscar López ha recordado que existe una propuesta sobre la mesa y que "por ahora" no se ha producido una respuesta por parte del Gobierno y del PP.

En su opinión, esa respuesta "no puede ser más que sí", porque "faltaría más que este Gobierno se le ocurra decir que no está dispuesto a hablar" con los sectores implicados para "combatir el principal problema de España", algo que a su juicio sería un "gravísimo error".

En este contexto, ha acusado al Gobierno de haber hecho "sólo una cosa" desde el punto de vista del empleo en este primer año, en referencia a una reforma laboral que "lamentablemente fomenta el despido".