Óscar López espeta a Cañete que en su etapa de europarlamentario se dedicó a defender sus intereses privados, mientras que Valenciano trabajó por los intereses generales

Denuncia que el ministro dejó hoy el cargo para no tener que dar explicaciones mañana en el Congreso

El Secretario de Organización y Coordinador de la campaña electoral, Óscar López, afirmó esta tarde, en la reunión del Comité Electoral de los socialistas vascos en San Sebastián, que Elena Valenciano se ha dedicado, durante su etapa como parlamentaria europea, a defender “los intereses generales”, mientras que el candidato conservador, Miguel Arias Cañete, “ha defendido los suyos” cuando fue miembro de la Eurocámara.

El número tres del PSOE ha destacado la faceta lobbista de Cañete, al servicio de la defensa de sus intereses empresariales, como demuestran sus preguntas en la Eurocámara. López ha denunciado que Cañete deja hoy el Gobierno “seguramente para no tener que responder mañana en el Congreso”. A juicio del dirigente socialista, Cañete es un político acostumbrado a compatibilizar sus cargos públicos y sus intereses privados, y durante estas semanas se ha dedicado también a ser “ministro por la mañana y candidato por la tarde”.

Para López, Cañete es “un candidato a palos”, que no quería ir de cabeza de lista porque a lo que aspiraba en realidad era a saltar “de ministro a comisario” de la UE sin pasar por las urnas, “pero le ha tocado” encabezar la candidatura porque el candidato o candidata que Rajoy tenía en mente le dijo que no al presidente, y de ahí el “sorpresón” de Cañete, afirmó con ironía.

Ante los cuadros socialistas reunidos en San Sebastián, López ha manifestado que cada voto socialista el 25 de mayo supondrá un no a la reforma laboral, a la contrarreforma del aborto, a la reforma local, a la ley Wert, a la privatización sanitaria y a los recortes en prestaciones.

En juego está, ha resumido, “la Europa que queremos: si acabamos y ponemos punto final a una equivocación histórica”, la del austericidio, y se apuesta por el crecimiento económico. “Algunos nos hemos comprometido a acabar con los paraísos fiscales y otros tienen cuentas en Suiza”, ha concluido refiriéndose a los “veinte años” de financiación irregular del PP.