Óscar López exige al Gobierno de Castilla y León que emule a Castilla-La Mancha y derogue también el cierre de las urgencias nocturnas

El número 3 del PSOE considera que el PP “solo acierta cuando rectifica”

El Secretario de Organización y portavoz del PSOE en las Cortes de Castilla y León, Óscar López, ha exigido al Gobierno de esta Comunidad Autónoma que emule al Gobierno de Castilla-La Mancha y derogue también el cierre de las urgencias médicas nocturnas que se produjo el 1 de octubre en 18 zonas de la comunidad. “Todas ellas son zonas de montaña, con malas carreteras, donde sus habitantes se juegan la vida para llegar a un médico por las noches”, denuncia López.

“Desde entonces han pasado más de 170 noches sin urgencias en estas zonas”, ha afirmado el dirigente socialista, “donde muchos vecinos se encierran en los consultorios en protesta y para evitar que se vaya el médico” que se ocupa de las urgencias en el turno nocturno.

Óscar López se ha referido así a que “la presión política y social y las resoluciones judiciales han hecho rectificar al Gobierno de Castilla la Mancha en su decisión del cierre de las urgencias médicas en el mundo rural. Esta decisión demuestra que el PP solo acierta cuando rectifica”. Para López, que recuerda que la de Castilla y León fue la primera comunidad autónoma que decidió cerrar estas urgencias, “este es uno de los recortes más brutales que se han producido en los últimos años por afectar directamente a la salud de los habitantes de esas zonas rurales. Y todo ello para ahorrarse un millón y medio de euros al año, siendo pues además de un recorte brutal, absolutamente injustificado”.

“Esta es otra modalidad más de asalto a la sanidad pública”, afirma López, que cree que “los recortes están siendo doblemente graves en el mundo rural. El PP recorta a dos manos, con la mano de Rajoy y con la mano de sus presidentes autonómicos”.

Oscar López ha hecho referencia también a los recortes que se están produciendo en Castilla y León y en otras Comunidades Autónomas y ha asegurado que el “cierre de servicios médicos, el cierre de centros educativos, la desaparición de la ley de desarrollo rural, los recortes en la minería, en la agricultura y la ganadería, y ahora también el proyecto de reforma de los ayuntamientos que amenaza con suprimir o privatizar servicios en los municipios con menos de 5.000 habitantes, la inmensa mayoría en España”, son la tónica general tanto en las Comunidades Autónomas gobernadas por el PP como por parte del Gobierno de Mariano Rajoy.