Óscar López exige la dimisión inmediata del Ministro del Interior por “sembrar dudas” sobre las actuaciones de los jueces y fiscales, la policía y la Guardia Civil ante los casos de corrupción del PP

El portavoz del PSOE en el Senado se ha referido a la reunión de esta tarde en el Congreso y ha advertido a Podemos de que “primero se deben negociar las políticas y luego los sillones”

22/02/2016

El portavoz del PSOE en el Senado, Óscar López, ha exigido la dimisión inmediata del Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por sus “palabras intolerables” en las que apuntaba que “es llamativo” que sólo salgan a la luz casos de corrupción del PP. López ha reprochado a Fernández Díaz que haya “sembrado dudas” sobre la actuación de los jueces, fiscales y las Fuerzas de Seguridad del Estado, al asegurar que este rosario de detenciones y casos de corrupción del PP no eran casualidad. “Efectivamente no es casualidad, es causalidad. La causa es la corrupción generalizada del PP durante 20 años de financiación irregular”, ha apostillado.

 

El dirigente socialista ha insistido en que las declaraciones del titular de la cartera del Interior son intolerables por acusar a jueces y fiscales de actuar de una forma “parcial  y partidista” y ha recordado que se trata del mismo Ministro que hace unos días afirmó que “ETA se alegraría si hubiera un gobierno de izquierdas en este país”.

 

A continuación, ha señalado que la reacción de Fernández Díaz ha sido la misma que la de Mariano Rajoy en 2009 cuando se destapó la trama Gurtel y habló de persecución al PP. “Lo que hay, ha matizado, es una trama generalizada de saqueo del PP durante 20 años con una financiación irregular con sobresueldos en a y b y con maletines. Tras los casos Gurtel, Taula, Brugal o Púnica, hemos comprobado que se trata de un modus operandi de financiación irregular y de enriquecimiento personal”.

 

En referencia a “la reunión a cuatro” de esta tarde en el Congreso, ha subrayado que es una excelente oportunidad de traer el cambio a este país tras 4 años de recortes, privatizaciones y políticas como la reforma local, la reforma laboral y la amnistía fiscal. “Es una ocasión de oro que no deberían desperdiciar el resto de formaciones políticas”, ha asegurado.

 

Además, ha señalado que el PSOE espera que sea una reunión positiva para poder avanzar en ese cambio de Gobierno tan necesario para este país pero ha recalcado que “primero se deben negociar las políticas y luego los sillones. A las reuniones se va a hablar de contenidos, a hablar del para qué gobernar y si estamos de acuerdo, hablaremos de sillones. Lo importante es el fin, lograr un acuerdo de Gobierno sólido que haga posible el cambio”.

 

En relación a las exigencias de Podemos, ha advertido a Pablo Iglesias de que tiene que entender que para que haya un cambio tiene que haber políticas transversales y, por tanto, hay que sumar y no excluir. En esta línea, ha manifestado: “No hay que echar a otras formaciones políticas. Quieren excluir a Ciudadanos y ese es un mal camino porque deja la gobernabilidad de España en manos de ERC y DyL. Hay que buscar acuerdos inclusivos e incluyentes, amplios y transversales que hagan posible superar el no de 142 votos porque hay otros 208 diputados para llevar a cabo este cambio de gobierno. Cambio es incompatible con PP”.

 

Por último, ha indicado que “hay muchas políticas en las que podemos llegar a acuerdos con el partido de Iglesias pero no con el referéndum de autodeterminación o con el reparto de sillones sin políticas, o los 96.000 millones de euros de gasto público adicionales que pretenden aprobar, teniendo en cuenta que el PP ha aumentado la deuda en 30 puntos y que los últimos presupuestos aprobados por el PP esconden un déficit de 10.000 millones de euros. Donde sí nos encontraremos serán en las políticas para evitar desahucios, subir el salario mínimo, rescatar la Ley de Dependencia o acabar con la reforma laboral y recuperar los derechos laborales. Merece la pena que haya acuerdos para sacar adelante esas políticas”.