Óscar López pide a Cañete que aclare antes del 25-M si tiene empresas con intereses en paraísos fiscales

Cree que el candidato conservador se ha disculpado por sus manifestaciones machistas por la reacción ciudadana y porque veía peligrar su puesto de comisario, aunque el problema no es solo lo que dijo, “sino lo que piensa”

El Secretario de Organización, Óscar López, ha exigido esta tarde a Arias Cañete que conteste si tiene empresas con intereses en paraísos fiscales, porque los españoles tienen derecho a saberlo antes de ir a las urnas el 25 de mayo teniendo en cuenta que la lucha contra el fraude y estos paraísos fiscales será, precisamente, uno de las tareas más importantes que tendrán las instituciones europeas a corto plazo.

En declaraciones a los medios en Tordesillas (Valladolid), López ha denunciado que el cabeza de lista conservador evita a los medios y elimina entrevistas para no dar explicaciones. En un acto posterior con militantes, el coordinador de la campaña socialista ha abundado en el perfil de Cañete como coleccionista de coches de época, tal vez alguno de la marca de lujo Hispano-Suiza, que coincide con lo que hace su partido con su financiación irregular al tener “su sede en España y cuentas en Suiza”, ha ironizado. En su intervención, ha recordado que, bromas al margen, Cañete ocultó al Congreso intereses empresariales y recordó que a su partido se le han descubierto once cuentas en Suiza y dos en Luxemburgo, lo que hace complicado, a su juicio, que tengan interés en combatir la evasión fiscal.

Sobre las disculpas expresadas hoy por el candidato conservador tras sus manifestaciones machistas, López ha precisado que el problema no es lo que dijo, “sino lo que piensa” y su reflejo de soberbia, machismo y clasismo. El dirigente socialista cree que el PP le ha hecho rectificar por la “reacción ciudadana” y porque Cañete “veía peligrar su puesto de comisario, que es lo único que le importa”.

López ha pedido el voto para la candidatura socialista porque “nos jugamos mucho” y ha abogado por un cambio que sea beneficioso para un sur de Europa castigado “por la Troika, la política de Merkel y los ajustes de la derecha”.