Pajín afirma que el Gobierno no se va a limitar al ajuste interno y va a seguir exigiendo "reglas internacionales contra quienes nos han puesto en jaque"

Asegura que "lo que toca ahora son las propuestas económicas, no las electoralistas. Toca salir de esta situación y saldremos"

La Secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, aseguró este lunes que el ajuste “duro y difícil” que ha afrontado el Gobierno “no se va a quedar en un ajuste inmediato dentro de España”, sino que el Ejecutivo y el PSOE van a seguir “pidiendo y exigiendo que se pongan reglas” a los mercados financieros, a nivel internacional, para que “quienes nos han puesto en jaque, una y otra vez, a nivel europeo y también a nuestro país, dejen de hacerlo”.

Pajín recordó que los socialistas han venido defendiendo en los últimos años a nivel internacional “una nueva regulación de los mercados financieros”, algo que “siempre ha tenido la respuesta negativa del PP y de sus socios en Europa”.

Durante la rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal, Pajín insistió en que las medidas que se han tomado en España y en toda Europa son medidas “duras”, “difíciles” y “excepcionales” ante una situación sin precedentes: el ataque más potente a nuestra moneda y nuestro mercado común en su historia, “algo que nadie imaginó ni previó”. A su juicio, “se han tomado estas medidas porque era imprescindible hacerlo y se han tomado a la vez porque hemos aprendido que sólo una respuesta concertada será capaz de sacarnos de esta situación”.

Así, remarcó que “España no ha sido el único país que ha adoptado estas medidas”, ya que países como el Reino Unido, Irlanda, Portugal tienen un déficit superior al 10% y otros, como Francia e Italia, deben adoptar medidas muy similares a las que estamos adoptando estos días. “Todos los países europeos, sin excepción, han tenido que responder a la vez, de forma conjunta y compartida”, añadió.

PLAN DE AJUSTE EN ESPAÑA

Respecto a las medidas concretas anunciadas por Zapatero, Pajín quiso dejar claro que lo que se está pidiendo es “un esfuerzo progresivo” de quienes “se encuentran en mejor situación en favor de quienes lo están pasando peor, y “a quienes tienen más estabilidad laboral y económica, por quienes tienen menos estabilidad laboral y económica”.

Además, remarcó que se trata de “un esfuerzo excepcional y concreto en lo que queda de 2010 y para el año 2011”, que “la mayor reducción en el salario es la que se van a aplicar los altos cargos socialistas” y que “no se va abajar ninguna pensión”.

En relación con este último aspecto, Pajín explicó que, aproximadamente, la mitad de los pensionistas de este país seguirán cobrando más pensión que este año, como ha venido siendo una constante durante los gobiernos socialistas, y que la otra mitad cobrará exactamente igual en 2010 que en 2011. Además, recordó que las pensiones han crecido un 30% de media en los últimos años, por lo que “la congelación temporal de una parte de ellas no supondrá una pérdida de calidad de vida de nuestros pensionistas”.

Pajín subrayó también durante su intervención que en estos 6 años de gobierno socialista “todo el resultado del crecimiento económico se ha dirigido a fortalecer y aumentar las políticas sociales” y, en ese sentido, recordó que “ha sido este gobierno y no otro el que más ha subido las pensiones, en 6 años más de un 30%; el que ha subido el sueldo ...