Pajín critica al PP por anteponer sus intereses partidistas a los ciudadanos

Confía en que "el nuevo PP, si es que lo hay", demuestre que ha cambiado de "estrategia" y que le importan los ciudadanos y no "sólo arrancar un puñado de votos"

La secretaria socialista de Organización, Leire Pajín, ha criticado este jueves al PP por anteponer sus "intereses partidistas" a los de los ciudadanos, en alusión a declaraciones de ediles populares de Gijón, gobernada por PSOE e IU, que lamentaron el progreso de la ciudad porque les perjudicaría electoralmente.

A Pajín, "desgraciadamente" no le sorprenden esas manifestaciones porque, según ha dicho a Efe, en los últimos años el PP "nos ha acostumbrado a anteponer sus intereses partidistas a los problemasy, sobre todo, al beneficio de la mayoría de los ciudadanos".

Según publican hoy los diarios "El Comercio" y "La Voz de Asturias", el ex concejal del PP en Gijón Emilio Noval ha hecho públicas unas grabaciones en las que actuales ediles populares rechazan las grandes actuaciones del PSOE en la ciudad con el argumento de que alejan a su partido de la posibilidad de gobernar.

En las conversaciones internas del PP se llega a escuchar al concejal Luis Crego decir: "¿Nos conviene a nosotros políticamente que el balneario salga, que el Muro sea una referencia nacional y que Gijón sea el culmen de la limpieza en toda Europa y nos den la escoba esta de platino? Pues evidentemente no...".

Crego, según las grabaciones que reproducen esos medios, habría asegurado que su labor debía ser poner "la mayor cantidad de arena en los ejes para que al equipo de gobierno no le  salgan las cosas bien. Porque si al equipo de gobierno le salen las cosas bien, como si Zapatero logra el pleno empleo en dos años, nosotros no gobernamos".

Desde el PP de Asturias, se ha negado "toda validez y credibilidad" a las actuaciones y declaraciones de Noval, un "expulsado" del partido al que atribuye una conducta obsesiva contra el mismo.

Pajín ha recordado que ya en la pasada legislatura el PP utilizó temas como el agua, la política antiterrorista o la economía "para arrojarlos contra el Gobierno en vez de llegar a acuerdos que beneficien a los ciudadanos".

También ha acusado a los populares de incumplir "sus propios" acuerdos, como el Pacto Antitransfuguismo en algunas ciudades, en las que obtiene la alcaldía "rompiendo todos los códigos éticos".

No obstante, ha confiado en que "el nuevo PP, si es que lo hay", demuestre en los próximos meses que ha cambiado de "estrategia" y  que le importan los ciudadanos y no "sólo arrancar un puñado de votos".