Pajín destaca la "capacidad" del Grupo Socialista "para llegar a acuerdos y pactar" propuestas de resolución con los grupos

"Disentir sobre la reforma laboral no nos impide coincidir en otras políticas y mantener una relación estrecha con UGT, sindicato en el que milito"

La Secretaria de Organización, Leire Pajín, ha destacado hoy –en una entrevista en Onda Cero- “la capacidad” del Partido Socialista “para llegar a acuerdos y pactar” las propuestas de resolución del Debate del Estado de la Nación, con “prácticamente todos los grupos” de la Cámara.

En una entrevista en Onda Cero, la dirigente socialista insistió en que “lo que vimos a lo largo del día de ayer y lo que veremos hoy es esa capacidad de consensuar propuestas de resolución con los distintos grupos” y de lograr “acuerdos a diferentes bandas”.

 

Respecto al hecho de que 11 de esas enmiendas hayan sido pactadas con el PNV, Pajín ha recordado que con los nacionalistas vascos se han alcanzado acuerdos a lo largo de toda la legislatura “en numerosas ocasiones” y puso como ejemplo los Presupuestos Generales del Estado que también apoyó CC, “pero –añadió- también hay propuestas y enmiendas hechas a CiU, a los grupos de izquierda y por tanto estamos hablando de propuestas que compartimos y tenemos capacidad de consensuar”.

 

Respecto a la resolución sobre el Estatuto de Cataluña tras la sentencia del TC, Pajín manifestó que su grupo va a intentar que sea apoyada por los demás partidos y señaló que, en contra de los que pensaban que el PSOE y el PSC iban a tener problemas para votar la misma resolución, se ha demostrado que “hay una opinión coincidente” y que “se comparte lo más importante”, esto es, “un Estatut que promovimos, apoyamos y votamos, y una voluntad política de desarrollar este Estatut que ahora el TC ha avalado en un 90 por ciento” y que “forma parte de nuestra identidad”.

 

Rodiezmo

 

Preguntada por la incomodidad que puede suponer para el PSOE acudir este año a la fiesta que celebra la UGT en Rodiezmo, Pajín señaló que “en absoluto” se encontraría incómoda y añadió que “el hecho de disentir en un momento determinado sobre aspectos concretos de la reforma laboral, no me impide coincidir en otras políticas y mucho menos en seguir teniendo una relación estrecha y normalizada con la UGT, sindicato en el que milito”.

 

La dirigente socialista destacó la actual “madurez” en la relaciones entre el PSOE y la UGT. “Los compañeros de la UGT saben perfectamente que el Gobierno tiene que adoptar medidas, pueden coincidir con ellas en muchas ocasiones como ha coincidido en estas legislatura o puede disentir. Su obligación es defender lo que entiende que es mejor para los trabajadores y el PSOE entiende perfectamente cuál es la posición de la UGT y por eso respetamos el paro de los funcionarios y vamos a respetar con normalidad la huelga convocada para el otoño”.