Pajín dice que la ley del tabaco se aplica con toda normalidad y confía en que “siga siendo así”

Achaca a la "dedocracia" del PP las divisiones internas como la de Álvarez-Cascos en Asturias

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha destacado que la ley del tabaco, que entró en vigor este martes y que prohíbe fumar en todos los espacios públicos cerrados, se está aplicando con toda normalidad y ha confiado en que "siga siendo así".

En declaraciones a la cadena Ser, Pajín ha reconocido que los cambios de hábitos no se producen de la noche a la mañana, pero ha considerado que el hecho de que la fecha de entrada en vigor de la ley -el 2 de enero- se hubiera anunciado con tanta antelación ha ayudado a que se desarrolle con normalidad.

Preguntada sobre si se disponen ya de datos sobre denuncias, la ministra se ha limitado a recordar que cualquier ciudadano tiene la posibilidad de denunciar el incumplimiento de la ley como ocurre con cualquier otra norma legal.

No obstante, la titular de Sanidad ha destacado que el alto consenso parlamentario y social con el que ha nacido la ley es la mejor garantía para su cumplimiento.

Por ello, se ha mostrado "absolutamente convencida" de que "la mayoría de los ciudadanos, como ha ocurrido en las primeras horas, la van a cumplir".

Respecto a la posibilidad de que algunas comunidades puedan ser reticentes a la hora de aplicarla, como ocurrió en la Comunidad de Madrid con la anterior ley, Pajín se ha remitido a unas recientes declaraciones de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, en las que aseguraba "de una forma clara y rotunda" que "la iba a acatar tal cual era".

Además, la ministra ha recordado que en el Consejo Interterritorial de Salud todos los consejeros se mostraron favorables a la ley.

"No caben interpretaciones, es una ley absolutamente clara, que deja perfectamente regulado dónde se puede y no fumar, lo que hace también más fácil su cumplimiento", ha subrayado Pajín.

ÁLVAREZ-CASCOS

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha considerado hoy que "la dedocracia del PP no solo no soluciona los problemas, sino que crea más divisiones de carácter interno como estamos viendo en Asturias".

Pajín se refería así a la crisis abierta en el PP asturiano, que acabó con el abandono del partido por parte de Francisco Álvarez-Cascos después de que el Comité Electoral Nacional no respaldara su candidatura a la presidencia del Principado.

La ministra ha recordado que en los últimos meses se han hecho públicas "una y otra vez" en el PP de Asturias "divisiones internas y acusaciones de un tono impropio en compañeros de partido".

Pajín ha considerado que el PP asturiano "tiene muy poco que ofrecer" a los ciudadanos de esa comunidad, ya que no ha presentado "ni una sola propuesta", salvo "divisiones internas o luchas intestinas por el poder".